domingo, 15 de julio de 2018

Zafando con Pity y Pitana, Por: Alejandro Borensztein, para Clarin

Humor Político

Zafando con Pity y Pitana

Alejandro BorenszteinPor: Alejandro Borensztein, para Clarin

La presidenta croata Kolinda Grabar-Kitarovic es un espectáculo aparte.

Resultado de imagen para Kolinda Grabar-Kitarovic macri

Últimamente, la política no interesa demasiado. Las mediciones de rating lo demuestran. Basta con mirar los programas que se ocupan de la política y la actualidad para darse cuenta de que andan medio perdidos y no saben bien para donde agarrar. El fenómeno tiene su lógica.

Por un lado, la gente se cansó del conflicto político. Y por el otro, hay tres ideas fuertes que tienen un consenso mayoritario y no queda mucho margen para discutir. A saber:

1. Los genios del kirchnerismo dejaron un quilombo más grave que lo que todos suponíamos.

2. Los genios del gobierno actual no dan pie con bola para resolverlo.

3. No se vislumbra en el horizonte la aparición de otros genios como para embarcarnos en alguna nueva frustración y empezar a divertirnos a cuenta.

Varados todos en esta situación, la gente se dedica a tratar de sobrevivir como puede mientras espera que en algún momento el gobierno le encuentre la vuelta a todo este embrollo. Así las cosas, no hay mucho más para comentar.

Resultado de imagen para pityPor suerte para los medios, el jueves Pity Alvarez acribilló a un tipo y hoy el árbitro argentino Pitana va a dirigir la final en Rusia. Con esos dos temas tiramos hasta mañana lunes.

Si para el martes o miércoles no aparece nada nuevo, volveremos a debatir sobre Chiqui Tapia y el honorable comité de académicos que lo rodea. Así de zaparrastrosos como se ven, amigo lector, nuestra realeza futbolera garpa como loco.

Rascando el fondo de la lata, te quedan algunos temitas sueltos medio absurdos. Lilita diciendo alguna gansada, Felipe Solá que ya se siente presidente, algunos delirantes sueltos que candidatean a Tinelli o la aparición de Aníbal Fernández que propuso en Lomas de Zamora “darles por los dientes a los tipos de este gobierno” y luego sugirió por twitter que hay que fusilarlos (tweet 8 de julio a las 22:09 hs). Ninguno de estos temas califica para una agenda ganchera si es que uno quiere seguir jugando en las grandes ligas de los medios. Ahora, si te querés ir a la B, dale nomás.

Lamentablemente, la cruda realidad se resume en dos asuntos muy aburridos: la eventual negociación entre el gobierno y la oposición para bajar el déficit fiscal a 1,3% del PBI y un partido de fútbol entre Croacia y Francia al que todos vamos a mirar como si nos importara.

Podríamos sumarle a esta agenda la crisis interna con el radicalismo, pero con una mano en el corazón, no hay nada más aburrido en este mundo que una crisis entre radicales. En eso, los peronistas son mucho más divertidos.

¿Quiere que hablemos de cómo va a hacer el Compañero Mauri para serruchar 300.000 palos del presupuesto 2019? ¿O le ponemos onda a la final del mundial?

En tal caso, la pregunta es: ¿como hacemos para encontrarle sentido al partido de hoy? Intentémoslo.

Aunque uno no tiene la menor idea de quien fue Carl Philipp Gottlieb von Clausewitz (1780 / 1831, Prusia) hace años que venimos repitiendo su frase más famosa: “la guerra es la continuación de la política por otros medios”.

En la década del ’70 era muy común encontrar en un café de la Avenida Corrientes a algún revolucionario parlándose a una mina con aquello de “lo que pasa es que la guerra es la continuidad de la política por otros medios, ¿entendés flaca?”.

¿Cuantas parejas se habrán formado al calor de estos falsos eruditos? Incontables. Desde entonces, mucha agua corrió bajo el puente y del bar “La Paz” a votar por Scioli, algo raro sucedió en el camino.

Volviendo al punto, hoy podríamos ampliar la idea de Von Clausewitz y decir que “el fútbol es la continuidad de la guerra por otros medios”. Ahí tenemos una puntita para empezar a interesarnos en la final del mundial entre Francia y Croacia.

Mucha gente suele ver en el fútbol una prolongación de la guerra y, por ende también de la política.

No faltan los tipos que se alegraron con la eliminación de España y pensaron “esta es toda tuya, Moctezuma”. Ni hablar de los que festejaron la eliminación de Alemania como si fuera otra caída del Tercer Reich.

A veces suena un poco descabellado, pero alguna vuelta hay que encontrarle. No se puede ver un partido de fútbol y sentir que a uno le da lo mismo que gane cualquiera. Para eso, es preferible ir al cine.

Hoy no nos queda más remedio que buscar una buena excusa para hinchar por alguno de los dos equipos.

¿Por qué buena razón podríamos hinchar por los franceses? O al revés, ¿de que podríamos culpar a los franceses para desearles la derrota? En principio, las canciones de Maurice Chevallier son una buena razón para que los croatas les hagan cuatro.

También la deplorable tradición francesa de esconder filetes de pescado debajo de salsas cremosas con roquefort se merece una goleada de Croacia, con dos de Rakitic y uno de Modric, en lo posible.

Sin embargo, Mbappé, Griezmann y Pavard son una buena razón para alentar a los franceses. También Brigitte Bardot y Catherine Deneuve.

Si usted amigo lector quiere buscar una motivación más política y, por ejemplo, ponerse del lado del país que no colaboró con los nazis, ahí estamos en un problemón. En ese caso, mejor apague la tele.

Obviamente a los franceses los conocemos más. En cambio, Croacia nos queda un poco más lejos.

Viene de formar parte de la vieja Yugoslavia que a su vez integraba el bloque de países socialistas durante la época del Pacto de Varsovia. En aquellos tiempos tuvieron un presidente militar que se quedó en el poder durante 27 años (1953-1980). Se llamaba Tito, un nombre que suena más a cuñado que a dictador del bloque soviético.

Luego padecieron la horrorosa guerra de los Balcanes. Hoy Croacia es un país independiente, pujante, democrático y moderno.

Hinchar por alguno de los dos países según sus presidentes también nos pone en una situación difícil de decidir.

Los franceses tienen a Macrón, un demócrata de lujo. Junto a Justin Trudeau de Canadá son la nueva generación del progresismo occidental. Ganar el Mundial sería un buen espaldarazo justo ahora que Trump lo viene maltratando.

Los croatas no se quedan atrás y tienen a la presidenta Kolinda Grabar-Kitarovic. Vivísima, linda, inteligente, una verdadera revelación que fascina al mundo.Resultado de imagen para Kolinda Grabar-Kitarovic con camiseta seleccion

Cada vez que Croacia jugó un partido, ella pidió licencia como presidenta, se sacó un pasaje común en turista y se mezcló entre la hinchada croata vestida con la camiseta de la selección.

Kolinda Grabar-Kitarovic, presidenta de Croacia, le arranca una sonrisa a Donald Trump al obsequiarle la camiseta de Croacia. (AFP / CROATIA PRESIDENTIAL PRESS SERVICES)Antes de la semifinal con Inglaterra, viajó a la reunión de la OTAN y después de que Trump los insultó a todos, ella le regaló la camiseta 10 de Croacia con su nombre impreso en la espalda y le cerró el pico. Ya le había regalado una a Macri y otra al Papa Francisco. Es crack.

El día de la OTAN, también le llevó la 10 de Croacia a la Primer Ministra británica Theresa May, con el May impreso. Esa misma noche, los croatas les ganaron la semifinal a los ingleses 2 a 1. Todavía sale el humito de la camiseta quemada por las chimeneas del 10 de Downing Street, en Londres. Hoy va a estar en el palco oficial bardeando a Macron. Un espectáculo aparte.

Podríamos resolver el problema hinchando por el árbitro argentino Pitana, pero es raro. ¿Cómo se hincha por un árbitro? ¿Hay que aplaudir cuando el tipo cobra offside? ¿Y si se come un penal? No da salir al balcón con la bandera argentina cuando Pitana expulse a un tipo. Es muy de botón.

No lo sé. Tal vez a los argentinos nos venga bien relajarnos un poco viendo un partido de fútbol que no nos importa nada. Es un respiro.

Vamos Pitana, hoy domingo te convertís en héroe. Mañana lunes, ya veremos a quien le cortamos las piernas por 300.000 palos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog