sábado, 15 de agosto de 2015

Hotesur: Rafecas aceptó la validez de los procedimientos que hizo Bonadio

Hotesur: Rafecas aceptó la validez de los procedimientos que hizo Bonadio

Los allanamientos en la inmobiliaria de Máximo Krichner.El juez convalidó el secuestro de documentos y archivos electrónicos en el Sur, pero anuló las pericias contables que había objetado la sobrina de Cristina –titular de la firma– y rechazó a Margarita Stolbizer como querellante. El fallo reactiva la investigación por lavado de dinero.
Apenas un día después de que la Cámara Federal le pidió que defina la validez de las pruebas en la causa Hotesur, el juez federal Daniel Rafecas finalmente convalidó los allanamientos a la inmobiliaria de Máximo Kirchner y los hoteles de la familia presidencial en la provincia de Santa Cruz, realizados por orden del juez Claudio Bonadio. En cambio, anuló la designación de los peritos oficiales y la realización de una pericia contable, tal como había reclamado la defensa de Romina Mercado, la sobrina de Cristina Kirchner. El fallo reimpulsa la investigación, actualmente en un estado de “virtual paralización”, tras una cadena de apelaciones y de chicanas judiciales por parte de los imputados.
Además, Rafecas rechazó el pedido de la diputada Margarita Stolbizer, la denunciante original, de constituirse como querellante.
La disputa sobre la validez de las pruebas reunidas hasta ahora comenzó hace un mes, cuando la Cámara Federal declaró nula una resolución de Bonadio del 13 de febrero, porque había pedido intervención al Cuerpo de Perito Contadores de la Corte Suprema sin informar a las partes. Esa resolución dejó pendiente una definición sobre el resto de las decisiones tomadas por el ex juez de la causa. En base a la doctrina de los frutos del árbol envenenado, Rafecas decidió anular ayer la designación de tres peritos oficiales, la aceptación del cargo, la realización de una pericia contable y un informe presentado por los peritos antes de los allanamientos en el Sur donde solicitaban información adicional para llevar a cabo la pericia. “Los actos procesales resultan ser consecuencia directa, exclusiva e ineludible de lo dipuesto por Bonadio (en la resolución anulada por la Cámara)”, decretó el juez.
Sin embargo, Rafecas convalidó los 35 allanamientos realizados por la Policía Metropolitana en Río Gallegos, El Calafate y Bariloche, y todas las pruebas reunidas en los mismos. Se trata de 233 cajas con documentación, acumuladas en un local de la Prefectura cerca de los tribunales de Comodoro Py. En esa cajas hay registros y libros contables, según describe la resolución. También hay pen drives, CDs y discos rígidos con el material tecnológico obtenido de las computadoras de las oficinas allanadas.
Rafecas aseguró que los allanamientos y las pruebas son válidas porque no surgen de manera directa de la resolución anulada por la Cámara. “Su motivación y fundamentación está sustentada en un cauce principal independiente”, dijo. Además, destacó que la nulidad “es un acto jurisdiccional que siempre debe ser examinado con la máxima prudencia y ciertamente con carácter restrictivo”. 
El jueves, la Sala I de la Cámara Federal había rechazado un pedido del fiscal Germán Moldes, quien pretendía una aclaración sobre la nulidad decretada por ese mismo tribunal antes de apartar a Bonadio. En tiempo récord, ayer Rafecas terminó con la polémica.
Los allanamientos se llevaron a cabo el 13 de julio. Según un informe de la Metropolitana, en la inmobiliaria de Máximo Kirchner, donde Hotesur tiene su domicilio legal, se encontraron casi 600 mil pesos en efectivo y una sala de reuniones con cajas de papeles desordenadas, lo que indicaba que se habían retirado documentos. La inmobiliaria aseguró después que cuenta con “toda la documentación respaldatoria” del dinero que había en las cajas fuertes. Y denunció maltrato hacia su personal. 
Los policías enviados al Sur ese día detectaron también que durante las horas previas al allanamiento llegaron al edificio distintos autos en los que retiraron valijas y cajas fuertes llenas de documentación. 
En El Calafate, la actitud no cooperativa con la Justicia fue todavía más explícita. Cuando la Metropolitana pidió la documentación al personal del Hotel Los Sauces, propiedad de los Kirchner, apareció en el lugar Natalia Mercado, fiscal de la ciudad y hermana de Romina.
Rafecas dijo ayer que la nulidad de los allanamientos hubiera generado una situación anormal en la causa. El juez habló en el fallo del “impensable escenario de tener que proceder a la devolución de una preciable cantidad de documentación”.
Ahora comienza una nueva etapa en la causa. Pero los imputados seguirán intentando que el expediente vaya al Sur.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog