domingo, 18 de mayo de 2014

Mundial Brasil 2014, Copa “Néstor Kirchner” Por Alejandro Borensztein

Mundial Brasil 2014, Copa “Néstor Kirchner”

 

Por Alejandro Borensztein

Comunicado del Poder Ejecutivo: El Gobierno Nacional, como representante exclusivo de la causa nacional y popular, tiene el agrado de compartir con el pueblo argentino la alegría del inicio del Mundial Brasil 2014.
Al anuncio ya realizado esta semana por el jefe de Gabinete Jorge Capitanich, sobre la lista de jugadores convocados por este Poder Ejecutivo para defender la celeste y blanca, se han agregado algunas aclaraciones y medidas complementarias, a saber: 1.
En relación a la lista de jugadores convocados, se aclara a la población en general y a los críticos deportivos en particular, que el jugador Carlos Tevez no forma parte del equipo ya que, como todo el mundo sabe, no es un jugador que represente el sentir nacional y popular. Agrava la situación, su reconocida pertenencia a Fuerte Apache que rememora las tristes épocas en las que en la Argentina había pobres.
2.
Paralelamente a la lista de convocados, se designa una delegación honoraria que acompañará al equipo, conformada por los once mejores jugadores argentinos de todos los tiempos. Serán parte de esta verdadera legión de ídolos los siguientes jugadores: Néstor Gorosito, Néstor Clausen, Néstor Fabbri, Néstor Scotta, Néstor Ortigoza, Néstor Lorenzo, Néstor Craviotto, Néstor Subiat; la sucesión de Néstor “Pipo” Rossi, Roberto Néstor Sensini y José Néstor Pekerman. El proceso de enroque de los nombres de Sensini y Pekerman se está tramitando en el Ministerio del Interior y tan pronto se resuelva, el ministro Randazzo les enviará el SMS correspondiente.
3.
La delegación honoraria será presidida por el extraordinario arquero Cristino Fernández, un baluarte que defiende los colores de la región de Extremadura en el exigente Certamen Español de Arco y Flecha (posta).
4.
En relación a las transmisiones, y sin pretender por ello interferir en la libertad de expresión, este gobierno popular sugiere a los relatores tener en cuenta la evidente relación entre la década ganada y el éxito de nuestro equipo. Por ejemplo cualquier acción defensiva, rechazos de cabeza o quite de defensores en general deberán atribuirse al jugador, al cuerpo técnico y a Agustín Rossi, ministro de Defensa. Del mismo modo, los errores defensivos deberán exculpar al jugador y ser atribuidos indistintamente a los ministros de Defensa Borrás, Carranza, López, Jaunarena, Luder, Romero, Di Tella, Erman González, Camilión, Domínguez, López Murphy, Vernet y otra vez Jaunarena. O sea, todos los ministros de Defensa de la llamada era predemocrática, anterior a 2003.
5.
También sería deseable aprovechar el evento para clarificar las ideas políticas. Por ejemplo, a la hora de relatar un centro a la olla no hará falta decir: “atención, viene un centro desde la derecha”. Alcanza con llamarlo directamente centro Binner, centro Stolbizer, centro Beatriz Sarlo, centro Pérez Esquivel, centro Campanella, centro Juan José Sebreli, o cualquier otro golpista de la derecha, cómplice de la dictadura o integrante del menemismo. En realidad, lo de “integrante del menemismo” se sugiere no usarlo para evitar que en el fragor de la transmisión se deslice algún dato innecesario.
6.
En cambio, cuando se quiera relatar un centro que viene desde la izquierda podrá decirse centro Alperovich, centro Insfrán, centro Milani, centro Boudou, o utilizar el nombre de cualquier otro representante de la lucha popular.
7.
Cuando los jugadores argentinos conviertan un gol, podrán levantar su camiseta para besarla o eventualmente sacársela para revolearla en caso de gol agónico. Para mantener el decoro, el buen gusto y evitar la exposición impúdica de pelo en pecho, los jugadores llevarán por debajo una pechera celeste con la inscripción de “La Cámpora” o de cualquier otra organización juvenil comprometida con los intereses nacionales y populares que tenga cargos en toda la administración nacional. O al menos que tengan algún que otro bulo en Puerto Madero.
8.
La cinta de capitán se ha diseñado especialmente y será un brazalete celeste y blanco con tres letras: C por Capitán, F por Fútbol y K por Kaiser en homenaje al legendario capitán de la Selección, el Kaiser Daniel Passarella. O sea CFK.
9.
Como una nueva muestra de pluralidad y convivencia democrática el Gobierno nacional ha instruido a los jugadores argentinos para que dediquen sus goles a cualquiera de los posibles candidatos presidenciales, con absoluta amplitud y sin ninguna restricción. Puede ser tanto a Urribarri, como a Randazzo, Urtubey, Julián Domínguez o Capitanich. Inclusive pueden dedicárselo a Aníbal Fernández si es que algún jugador así lo desea. En el caso especial de Scioli sólo se le podrá dedicar un gol cuando sea gol de arquero.
10.
A su vez, la Cancillería ha cursado un pedido especial a los equipos de los otros países para que sus jugadores le dediquen los goles a Macri, Massa, Sanz, Cobos, De La Sota o a cualquier otro representante de los intereses foráneos. Hasta el momento, sólo ha contestado la selección de Irán cuyos jugadores ya confirmaron que le van a dedicar los goles a Timerman.
Finalmente, hacemos votos para que el equipo de todos y todas gane el Mundial y nos traiga la Copa “Néstor Kirchner” (se está tramitando la denominación del trofeo en la FIFA a través de nuestro querido militante de la causa nacional y popular, Don Julio Grondona).
Si nuestros muchachos lo logran, el Gobierno Nacional tiene preparado un acto multitudinario en la Plaza de Mayo para recibirlos, homenajearlos, ovacionarlos y admirarlos en un cálido e inolvidable mano a mano, sin intermediarios entre pueblo y jugadores.
Debemos aprender del pasado. En 1986, cuando Argentina ganó el Mundial de México, Maradona y todo el equipo festejaron en los balcones de la Casa Rosada frente al pueblo reunido en la Plaza de Mayo. Sin embargo, el entonces presidente Alfonsín se mantuvo al margen de la escena, aguardando en su despacho. No quiso utilizar el éxito deportivo ni permitió la menor manipulación política de semejante suceso. Decidió dejar solo a Maradona quien, Copa en mano, festejaba con su pueblo. Si nuevamente tenemos la dicha de ganar el Mundial, nuestra Presidenta hará lo mismo. Dejará a Maradona festejando con su pueblo. Ella se va a quedar en segundo plano. Al lado de Messi.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog