lunes, 2 de enero de 2017

¿Para quién juega Nelson Castro? por Yayo Rossi


¿Para quién juega
 Nelson Castro?
Por Yayo Rossi














Lo escucho a Nelson Castro haciéndose eco de una nota en la revista Perfil, escrita por Carlos Claa, que lleva por título: 

Quién es Dujovne, el ministro “quemado” antes de asumir.

Esa nota habla de los antecedentes del reemplazante de Prat-Gay en Hacienda, de un supuesto "Contrato fantasma en el Congreso", "dichos polémicos".... y las razones por qué lo resisten en el canal TN.

Las críticas a Nicolás Dujovne, en principio partieron del kirchnerismo que le achacaba, "trabajar en medios opositores" cuando ellos eran gobierno, y haber sido director de "papel prensa" en el último año de la presidencia de Menem como si alguna de estas dos cosas tuviera algo de malo, no es malo haber trabajado en medios opositores durante el "kirchnerato",todo lo contrario,es un mérito. Y dirigir Papel Prensa es un antecedente importante, ya que esa gran empresa es en parte estatal.

En cuanto al "contrato fantasma en el congreso", no es tal, se trata de una asesoría en el senado, colaboraba en lo económico con el senador Luis Naidenoff, y ganaba 35 mil pesos que pagaba la bancada Radical. La crítica era porque Dujovne no quiere que los números de desocupación se acomoden con empleo público.. y suponen que un especialista en economía que trabaja para un partido político es un empleado público, sin ponerse a pensar que el empleo al que se refiere el ahora ministro, es a los ñoquis innecesarios que contrataba la anterior administración.Dicho sea de paso, Nicolás Dujovne renunció a su cargo en el senado el mismo día que supo que iba a ser ministro.

Dichos polémicos no encontré muchos, y ninguno digno de reproducir por su "polemicidad".
Y las razones por la que es resistido en Tn, se acota a que usa un lenguaje bastante técnico y pausado y por ese motivo lo tildan de "no-televisivo", o sea cuestiones de rating nada más que eso.

Nelson Castro muchas veces juega el papel de imparcial, siempre quiso ser crítico de todos los gobiernos, pero a la vez ser escuchado y atendido por integrantes de los gobiernos. De esa manera lo escuchábamos hace pocos años hablar todas las semanas con Aníbal Fernández o con Capitanich diciéndoles algunas verdades, pero nada tan profundo como para que el entrevistado se vaya y guardándose repreguntas obvias que haría cualquier periodista principiante.

De igual manera actuó durante la campaña del 2015 cuando entrevistaba a Daniel Scioli o a Sergio Massa, siempre sobándole el lomo tiernamente...
No hacía lo mismo con por ejemplo, Elisa Carrió, de la que se burló muchas veces diciendo que nunca probaba sus denuncias o que sufría de "Hubris" igual que CFK.



Lo respetaba a Nelson Castro, ahora no lo soporto, no lo soporto como periodista acomodaticio, ni como conductor con sus risas fingidas y lisonjeos a los políticos con poder o con proyección.

Tampoco me gusta su devoción por el Papa. Pero la frutilla del postre fué cuando pidió la libertad de Milagro Sala.

No sé... no se si es exceso de progresismo o de pelotudismo o si trabaja para CFK o Scioli o Massa..
Lo que si sé, es que no apoya lo que votó la mayoría, critica cuando no hay qué criticar..
Por lo tanto colabora con el peronismo/kirchnerismo/Kassismo en la desestabilización de Cambiemos.

                  Yayo Rossi

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog