Chat Deliverado

domingo, 1 de noviembre de 2015

Báez y Cristóbal López, únicos clientes de una inmobiliaria de Cristina por Nico Wiñazki

Báez y Cristóbal López, únicos clientes de una inmobiliaria de Cristina

Caso Hotesur.Los Kirchner ganaron millones gracias a contratos de alquiler con los dos contratistas del Estado.
La Presidenta y sus hijos ganaron millones de pesos con una de sus empresas, Los Sauces S.A, gracias un negocio único: ese dinero se generó solo por “clientes” que son aun hoy dos de los principales contratistas del Estado.
La compañía presidencial Los Sauces S.A. tiene como objeto comercial el de “alquiler de inmuebles”: sus “inquilinos”, entonces, al menos hasta el 2013, fueron sociedades del constructor de obra pública Lázaro Báez; y del dueño serial de concesiones estatales diversas: licencias de juegos de azar, de medios, o petróleo, Cristóbal López.
Esta información consta en la causa Hotesur, que instruía el juez Claudio Bonadio, apartado de la pesquisa por un tribunal alineado con el Gobierno: el caso apuntaba a saber si los hoteles de los Kirchner se usaron para lavar dinero de la corrupción.
El expediente está hoy en manos del magistrado Daniel Rafecas, que explicitó que no puede determinar todavía el “objeto de investigación”.
Más allá de eso, los documentos contables a los que accedió Clarín indican que existió en el caso Los Sauces un “triángulo” de flujo de dinero entre los
Kirchner, los Báez y los López, alimentado por fondos públicos.
Esa fue la tesis de un informe presentado por la denunciante judicial de la causa Hotesur, la diputada Margarita Stolbizer, única dirigente opositora que intenta –junto a su abogada Silvina Martínez– que el expediente no duerma en un cajón judicial, tal como desean los Kirchner.
Desde el 2006 al 2008, Los Sauces S.A no registró operaciones comerciales.
Las acciones estaban repartidas así: el 45 % eran de Néstor Kirchner, el otro 45 % lo controlaba su esposa; y el 10 % restante, el hijo de ambos, Máximo.
A partir de febrero del 2008, Los Sauces empezó a invertir en propiedades: compró un lote en El Calafate; un terreno en río Gallegos; y una propiedad más en la misma ciudad.
En el año 2009, la firma declaró ante el Estado que tenía deudas por 2,9 millones de pesos con la empresa “Localzo y Del Curto”. Se trata de una de las constructoras de Báez que, según expertos en sociedades anónimas, corresponderían a un préstamo que el constructor le hizo a la firma presidencial.
El mismo año, Néstor Kirchner registró que tenía una deuda con su propia empresa de 3 millones de pesos, así como si hubiese retirado él solo el “crédito” que le habría dado Báez.
A pesar de ese movimiento financiero, Los Sauces amplió sus inversiones: compró un terreno en El Chaltén y dos departamentos en el complejo Madero Center, de Pueto Madero.
Clarín accedió a documentos que muestran que los Kirchner pagaron más de dos millones de dólares por esas operaciones.
Al morir Néstor Kirchner, en el 2010, las acciones que le pertenecían en Los Sauces S.A pasaron a ser controladas por su hijo Máximo.
La empresa registró que ese año la “sucesión Néstor Kirchner” recibió un adelanto de dividendos de 
$ 6.295.021. Con ochenta centavos.
La firma declaró también tener una deuda con Osvaldo Sanfelice socio de Máximo y empleado de Cristóbal que totalizaba $922.834. Con 64 centavos.
En el 2010, Los Sauces adquirió otro terreno en El Calafate. Y una casa en Río Gallegos.
En el 2011, los Kirchner recibieron adelantos por dividendos de los Sauces: se repartieron casi $ 5 millones.
Los Sauces, según se desprende del ejercicio 2012, “alquilaba” sus inmuebles a dos firmas de Cristóbal López, Inversora M&S y Alcalis de la Patagonia.
El diario La Nación ya había informado sobre esas rentas cruzadas.
Pero otro de sus “clientes”, en aquel tiempo, era una sociedad de Báez: la firma Valle Mitre SRL, que aparece adeudándole a la firma K $ 45.497.
En el año 2013, tal como consta en la causa Hotesur, los Sauces S.A amplió sus negocios.
Los nuevos “clientes” fueron, otra vez, empresas de Báez: las constructoras Localzo y del Curto S.A y Kank y Costilla S.A.
La única actividad de Los Sauces era la inmobiliaria.
En 2013, Los Sauces le generó ganancias a los Kirchner por $ 2.088.203. Con 65 centavos.
El artículo 13 de la Ley de Ética Pública estipula que “es “incompatible” con los funcionarios “dirigir, administrar, representar, patrocinar, asesorar” o “prestar servicios” a “quien gestione o tenga una concesión o sea proveedor del Estado, o realice actividades reguladas por éste…”. El texto es más largo. El resumen favorece a la Presidenta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog