sábado, 12 de diciembre de 2015

Macri, casi un debut y despedida Por Carlos M.Reymundo Roberts (Humor e ironía)

Macri, casi un debut y despedida

Por Carlos M.Reymundo Roberts

 

Parece que Macri todavía no se enteró de que en el país empezó una nueva era. La era que comenzó con Cristina. Qué es eso de hablar 30 minutos. Los discursos ante una Asamblea Legislativa tienen que durar horas. Cuatro, cinco. Ella, y antes Chávez y antes Fidel, enseñó que hablar es hacer, que el primer instrumento de trabajo de un líder es el micrófono. Anteayer, esa rica tradición voló por los aires. No nos habló un Presidente. Habló un CEO. Más que un discurso parecía un tuit. Andá sumando caracteres, Mauricio, o la diferencia va a ser brutal. No me extrañaría que manifestaciones populares ganen las calles del país para reclamar un inmediato regreso a la mística de la palabra.
Qué es eso de leer. La señora pasaba horas y días preparando sus mensajes, y después los decía, los actuaba, los lloraba, y sus auditorios, cual serpientes encantadas, no asistían a un discurso, sino a un trance sobrenatural. Este ingeniero que apenas una exigua mayoría de los argentinos se ha dado como presidente no entiende nada de magia, de épica. Le escriben un par de carillas y él va y las lee, y seguramente se enteró de qué iba la cosa mientras leía. No soporto esa frialdad de administrador contable. Nos habla de "un equipo". Añoro a ella, que salía a la cancha a jugar sola. "Se puede, se puede", repite el contador. Sí, claro, podrías ser más visceral, más sanguíneo. Podrías entusiasmarte y entusiasmarnos. Convocanos a una gesta, levantá la voz, enojate, prometé una revolución, denunciá conspiraciones. Esto no es Sevel, Mauricio. Es el país. Rompé las hojas que te pusieron enfrente, que son una planilla de Excel. Más Biblia y calefón y menos memoria y balance.
Qué es eso de mencionar en el discurso a cada uno de los candidatos a presidente. Ya les ganaste. Si perdieron, fueron. A los vencidos, ni justicia. Qué poco has aprendido de la señora. ¿Diálogo, consenso? No estás encarnando el tipo de liderazgo que nos gusta a los argentinos. Te eligieron para que mandes, no para que converses. Sólo conversá con tu troika. A ver: quién es tu Zannini, tu Máximo. Quién está pensando en el relato. Si vos tenés menos carisma que un semáforo, quién va a llamar a la epopeya. Qué agencia de empleos va a reemplazar a La Cámpora. Qué escribidores con sueños de buenos cargos y buenos sueldos serán tu Carta Abierta. Qué tipo que te deteste estará dispuesto a una conversión como la de Víctor Hugo. Qué reconocido intelectual hará las veces de Aníbal.
Qué es eso de convocar a la unidad, a la concordia. Con lo redituable que nos ha resultado en estos años la bendita brecha. Es increíble que teniendo el ejemplo de Cristina hayas preferido el del papa Francisco. Por caso, con ese insignificante autito blanco que usaste para ir desde el Congreso hasta la Casa Rosada. Tenés que tomar distancia de los demás mortales. No ocultes tu riqueza. ¿Más lecciones? Aquí van: avión y helicóptero matan auto, discurso mata conferencia de prensa, oficialismo mata oposición, billetera mata disensos, relato mata verdad, Indec mata inflación, jueces amigos matan justicia, monarquía mata república.
Qué es eso de prometer un combate al narcotráfico. Como si el país no estuviese al margen de ese flagelo. Es cierto que fue una seria amenaza, pero la conjuramos con el curita que pusimos al frente de la Sedronar y gracias a la decidida acción de un héroe anónimo: la Morsa.
Qué es eso de que el nuevo gobierno va a luchar contra la corrupción. Muchachos, habiendo tantas cosas contra las que se puede luchar, ¿justo se les ocurre ésa? Además, nosotros nos propusimos el mismo objetivo y no funcionó. Es como que si a los corruptos los perseguís, se reproducen. Néstor nos animaba a ignorarlos. Máximo también. Cristina, en cambio, se ha convertido en una cruzada, y dice que ahora que tiene tiempo va a presidir una ONG dedicada al tema. Con sede en las islas Seychelles.
Qué es eso de "pobreza cero". Pobreza cero fue la nuestra. Cero medición. Desapareció de los registros. Oficialmente no hay más pobreza. En todo caso, quedarán 11 millones de pobres.
Macri dijo también que no va a haber jueces macristas. Se ve que de la Justicia este chico tampoco entiende. ¿Los jueces necesitan comprensión, contención? Nosotros se las dimos a través de un ejército de operadores. ¿Necesitan ser escuchados? Nosotros los hicimos escuchar por la SIDE. ¿Necesitan respaldo? Nosotros nos ocupamos de que no les faltara nada. Pese a eso, constituyeron un partido y nos jugaron en contra. Y los últimos días fueron partícipes del golpe de Estado. Al grito democrático de "vamos por todo" se le opuso la conjura destituyente de los jueces. Así no se puede.
En fin, ha sido un debut desafortunado el de Mauricio. Cristina evitó ir al traspaso para dejarle todo el primer plano, y él lo desaprovechó. No me parece prematuro decir que el cargo le queda grande. Ni siquiera es agradecido. Repara en el déficit fiscal, en la inflación, en que se agotaron las reservas, y ni una palabra de las florcitas amarillas que lo esperaban en Olivos.
Cris, la quiero en Recoleta. O en Puerto Madero. Bien cerquita, preparando la vuelta. Resista. Resistiremos. Que Néstor Iván se vaya probando el bastón y la banda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog