Chat Deliverado

sábado, 26 de diciembre de 2015

Ardiente Navidad en las filas kirchneristas Por Carlos M. Reymundo Roberts

Ardiente Navidad en las filas kirchneristas


Debo confesar que disfruté mucho enviando mensajes navideños. Otros años, embargado por el espíritu de estas fechas (y gracias a un modelo que sacralizaba el consumo), me gustaba hacer muchos regalos. Pero los tiempos han cambiado: hoy la caja la maneja Macri y tuve que adaptarme a un plan totalmente austero. WhatsApp colaboró conmigo. La convertí en un arbolito de Navidad y ahí dejé mis presentes, siempre con amor, tratando de levantar los ánimos. Fueron mensajitos llenos de buena onda, de pum para arriba. Digamos, como soy yo. La sorpresa fue que no siempre fui correspondido. Por ejemplo, a mi amigo Daniel Scioli le puse: "Dani, ahora más que nunca, con fe, con esperanza, con alegría". Respuesta: "Roberts, conmigo no, eh".
Tampoco fue un dechado de simpatía lo de Aníbal Fernández. Le escribí: "Maestro, cómo se extrañan tus conferencias de prensa matutinas, tanto más divertidas que las de Marcos Peña; tu ingenio, tu picardía, tus definiciones siempre punzantes. Cómo se extraña la creatividad para tomarle el pelo a ese enjambre de periodistas. Ojalá que el nuevo año te depare algún micrófono cerca, para que puedas seguir demostrando que sos un tipo piola y querible. ¡Te deseo lo mejor!" Fíjense lo que me contestó. "No entiendo tus columnas, no entiendo tus WhatsApp, no entiendo lo que me querés decir. Pero, por las dudas, te desmiento."
Acá van otros saludos navideños a mis compañeros de ruta.
A Boudou. "Amado, felicitaciones, los jueces te permitieron viajar a México para tus vacaciones. Es un lindo y muy merecido regalo para estas Fiestas." Respuesta: "Sí, estoy feliz, voy a poder llevar la impronta nacional y popular a las playas de Cancún".
A Kicillof. "Kichi, amigo, vos lo habías dicho: cuando saquen el cepo va a ser un desastre. Y así fue. Ojalá que la Navidad traiga un poco de calma y sosiego a los mercados. Gran abrazo." Respuesta: "Es terrible la corrida, y no es más grave gracias a que desactivamos todas las cuevas. Cada vez que suena el celular pienso: seguro que es Prat-Gay para pedirme consejos".
A Sabbatella. "Compañero, resista en la Afsca. ¡Macri no pasará! Felices Fiestas." Respuesta: "¿Felices Fiestas? Cristina me ordenó no moverme de mi despacho, ni siquiera en la Nochebuena. Y le tengo más miedo a ella que a Macri. ¿Te animás a llamarla y preguntarle si puedo ir al baño? Fijate qué escatológico es el final de la ley de medios".
A Galuccio. "Mago, toda mi solidaridad en estas horas. Te rodearon la manzana con los directores que te pusieron, pero vos resistí. ¡No pasarán!" Respuesta: "Ya pasaron. Cambio y fuera".
A D'Elía. "Luis, que la Navidad y el Año Nuevo nos deparen paz y amor. Todo mi cariño." Respuesta: "¿Paz y amor? ¿Vos para quién jugás?"
A Héctor Recalde. "Quiero decirte que estás haciendo un gran trabajo en la conducción del bloque. Me encantó esa frase del comunicado por lo de Cresta Roja: «Este modelo sólo cierra con represión». Te arrimo otras, que te pueden venir bien: «Macri es el gobierno de los buitres y de las multinacionales». «Se viene un ajuste feroz, desocupación, pobreza y violencia». «El neoliberalismo salvaje va a hambrear al pueblo». Respuesta: "Te agradezco las propuestas, pero creemos que ha llegado el momento de endurecer el discurso".
A Timerman. "Héctor querido, no se me deprima por lo del tratado con Irán. La historia le hará justicia". Respuesta: "Yo no trabajé para la historia, sino para Cristina".
A Zannini. "Chino, orfebre de la política, ideólogo, gurú, cerebro, estratega, le deseo lo mejor." Respuesta: "Lo mejor es que todo vaya peor".
A Cynthia García. "Brillante cierre de 6,7,8. Mis felicitaciones para vos y todo ese gran equipo que hizo historia en la televisión. Espero que 2016 los encuentre en la lucha desde otro espacio abierto, pluralista y democrático." Respuesta: "Colega y amigo, lamentablemente con este gobierno fascista y censurador ya no hay lugar para el periodismo militante. Pasamos a la clandestinidad".
Le mandé el mismo mensaje a Sandra Russo. Respuesta: "Fuimos echados por la ventana. Fuimos maltratados. Fuimos silenciados. La verdad, fuimos".
A Máximo: "Admirado jefe, en estos momentos de cavilaciones y contradicciones, de desasosiego en parte de nuestras filas, tus palabras iluminan, enseñan, muestran el camino. ¡Gracias por tu clarividencia!" Respuesta: "Gracias che. Viste, qué se yo, Cristina llenó la plaza, me entendés, ahí, por ahí va la cosa, como que Kirchner lo dijo, y a ver, no es soplar y hacer botellas, porque enfrente, Macri, me entendés, yo se lo digo a los compañeros, estamos para estar, estando, se abre una puerta, se cierra otra, lo que hicimos estos años, lo que dejamos, y poner, y poner, y poner, como que te lo preguntás, entendés, por ahí va la cosa. Abrazo".
A Cristina le mandé un mail porque rara vez contesta los WhatsApp. "Señora, feliz Navidad, feliz Año Nuevo, feliz resistencia." Al segundo recibí una respuesta automática: "Estaré fuera de la oficina hasta 2019. O, si Dios quiere, antes".

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog