domingo, 16 de julio de 2017

Hola, eu sou Odebrecht, Por Alejandro Borensztein, para Diario Clarín


Hola, eu sou Odebrecht

 Por Alejandro Borensztein, para Diario Clarín













Pensando en todos, pensando en mí: 
"Tristeza nao tem fin, felicidade sim"

Eu sou el empresario mais importante do Brasil. Infelizmente, agora no estoy trabalhando porque me he tomado un sabático, de 19 años.

Es un sabático un poquinho caro porque encima tuve que pagar una multa de 2.600 milhoes de dólares por malentendidos con mis obras.

È um momento muito especial para mim, que llevaré por siempre tatuado em meu coração. Y como todo momento importante en la vida de un hombre, lo quiero compartir con meus amigos. Todos eles.

Al igual que Roberto Carlos, eu também tem un milhão de amigos. Y meus amigos têm milhões de outros amigos. Y de dólares. Todo gracias a mi.

Los jueces de todos los países me han ayudado a demostrarle a meus amigos latinoamericanos cuanto los quiero. Gracias a eso, muitos de meus melhores amigos também se están tomando un merecido sabático.

Mas eu tenho um problema: eu ya hablé sobre todos meus amigos del mundo, menos de los aryentinos. Isso me deixa triste porque no quiero parecer ingrato con ellos. Eu não quero ser desagradecido con quienes hemos construído tanta amistad y tantas obras bonitas. No quiero que se queden afuera de este momento inolvidable da minha vida. Eu os amo muito. Siempre ordenei regalitos en todos sus cumpleaños.

Por eso hoje quiero escribirles a todos eles. Eu quiero que juntos podamos compartir este momento carcelario que não podré olvidar jamás. Me gustaría tenerlos aquí conmigo.

Antes que nada, quiero decir que eu sou um hombre de bien, e um amante da democracia. De hecho, eu coloquei tarasca a todos os partidos políticos no continente, incluído la Aryentina. Menos a esa señora Carrió que não quiso aceptar mi desinteresada ayuda. Ela è uma colifa. Não posso acreditar. (acreditar de creer, no de acreeditar la guita).

Esta terça feira, algunos juizes aryentinos viajaron a EEUU donde les dieron informação relacionada conmigo. Entre otros, viajaron el Juiz Casanello, el Juiz Rafecas. Meus amigos me dicen que son juizes amigos y que siempre nos han ayudado a nosotros, los inversores. No los conozco personalmente. Mais os amigos de meus amigos tambén são meus amigos.

Eu tenho saudades por los viejos amigos y los viejos tiempos. Eu me lembro cuando comenzamos en 2005 con la extensão del Gasoducto San Martín hasta el 2013 cuando firmamos el contrato del Soterramiento del Sarmiento.

El Soterramiento è una obra tan bonita que se anunció en 1998, se volvió a anunciar dois veces en 2006, dois veces mais en 2007, uma en 2008 e uma en 2011. En 2012 se volvió a hacer un acto de iniciación de obras. Por suerte guardamos el catering y lo volvimos a usar el 12 de octubre de 2016 cuando O Presidenchi Macri finalmente comenzó las obras. Esa vez, no pude asistir porque ya había empezado mi sabático. Es la obra que nos llevó mais tiempo, en la que menos hicimos y en la que mais adornamos. Si Deus quiere, también por esto entraré al Guinnes.

El soterramiento era una apuesta a largo plazo porque ganamos la licitação con el garoto Angelo Calcaterra, el primo do actual presidenchi Macri. Eu pensé que, con un socio tan bonito, a esta altura ya estaría construyendo por tuda la Aryentina. Mais o plan falló. Agora el sueño acabou. Como el día del 7 a 1.

Mais quiero agradecer a tantos otros amigos que me ayudaron. López, Baratta, Fatala, Wagner, Dromi o el mono Miniccelli que está prófugo. Espero verlo pronto por acá.

Também Ricardo Jaime, hombre du mar, du praia, do caipirinha, du garotas, du sol. Tenía un barco muito bonito anclado en Florianópolis y que estaba por zarpar para Angra dos Reis. Bela Praia. Mais no fue regalo mio. Foi um presente de meus outros amigos, los empresarios do transporte público aryentino.

Infelizmente, agora el barco lo tiene la Prefectura Aryentina y Jaime ya no va a poder navegar. Pero en el 2036 yo le voy a regalar otro. Antes no puedo. Creo que él tampoco.

Me hablan de un tal Gustavo Arribas, jefe de inteligencia de Macri. ¿Dicen que eu le pagué 600.000 dólares? ¿Eu? ¿¿¡¡Eu??!! Eu no conozco. No es mi área. Cometa chica manejan empleados chicos. Mais la justicia aryentina rechazó la denuncia. Listo. Andá a cantarle a Vinicius.

Meu verdadero amigo es Julinho De Vido. Voy a hablar con Juiz Moro. Me gusta hablar, me encanta cantar. “Se você disser que eu desafino, amoooooor”. No veo la hora de nos encontrar en calabozo y darnos um grande abraço.

Esta semana, quarta feira, Julinho dijo que iba a dar a conocer los números de cuentas do bancos. Caramba Julinho, eso no se hace. Eu si, pero vos… El fiscal Rívolo lo llamó y le dio 48 horas para que desmienta o confirme esa frase que dijo delante de 20.000 personas. Mais meu amigo arrugó. Arruguinho.

No tengo apuro. Tarde o temprano va a ser compañero de sabático. Agora tengo tempo. Eu faço meditação, poesia y estou escrevendo canções. Por ejemplo, le voy a dedicar una a la fiscal Gils Carbó que tanto me ayuda. Ya tengo la primera estrofa: “Eu sei que vou te amar Por toda a minha vida eu vou te amar Em cada despedida eu vou te amar Desesperadamente, eu sei que vou te amar Tiene punch. Creo que puede ser un hit. Se la voy a mandar a João Gilberto para que la cante y después vemos como repartimos los derechos.

Tambén estoy pensando uma canção para Julinho. Mais solo tenho la primera frase: “Voçe abusoooo…” Le falta desarrollo, mais es un buen comienzo.

Esta sexta feira, en el play room do prision, vimos por televisión el acto de lanzamiento de la ex presidenta Cristina.

Eu quisiera participar del próximo acto y subir yo también al escenario para tomar sus manos sanadoras. Eu tambén sou uma vitima dos poderes concentrados. Mais tenho miedo de emocionarme. Cuando eu pienso de ela me da saudade.

Me recuerda cuando en 2008, empezamos la planta potabilizadora Rosas, que incluye un túnel de 15 km que hicimos con una tuneladora preciosa. No solo repartimos regalos de cumpleaños a muitos amigos. También había que hacer homenajes. Por isso, a la tuneladora la bautizamos “Cristina”. Hay fotos. Pueden googlearlo.

Resultado de imagen para tuneladora cristina

Agora ela es una mujer buena e humilde. Me gustaba más antes. Cuando usaba aquel reloj que valía más que un tres ambientes frente a Copacabana.

¿Tendrá miedo de pasar un sabático como eu? Si a Lula le dieron 8 años por un departamentito de morondanguinha que yo le regalé, a ella con todo lo lindo que hizo, la van a terminar condenando a 200.

La otra noche me desperté en el calabozo soñando con ela. Uma pesadilla. Soñé que firmaba un cheque para la campaña del Frente para la Victoria, lo perdía en un taxi y después el cheque lo encontraba Majul. Por suerte me desperté y como estaba inspirado compuse una canción para Cristina. Sólo tengo la primera estrofa pero puede andar:

Olha que coisa mais linda

Mais cheia de graça

É ela, Cristina

Que vem e que passa

Num doce balanço

A caminho do glaciar

Moça do corpo dourado

Do sol de Ipanema

e du Calafate…

(sigue) Mañana lo llamo a João. Tengo que recuperar algo de los 2.600 palos .

La vida de constructor de obra pública es dura. Mais tudo pasa.

Ah, anoche se me ocurrió otra canção pensando en mi, en el presidenchi Toledo, en el presidenchi Humala, en el presidenchi Santos, en tudos los legisladores opositores y oficialistas do Brasil que me acompañan en este sabático y en mis amigos de aventuras en la aryentina kirchnerista.

Solo tenho la primera frase do canção: “Tristeza não tem fim, felicidade sim”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog