sábado, 10 de junio de 2017

La columna de Lanata para Clarín "Entre una causa convocante y sus cortocircuitos"

 La columna de Lanata para Clarín

Entre una causa convocante y sus cortocircuitos

La demanda fue heterogénea. Y un sector cuestionó las consignas.


El género define la identidad política? 
Dias atrás, en la última marcha de Ni una Menos esa pregunta hizo eclosión: ---Cada uno puede participar de la marcha bajo la consigna que le parezca, se dijo desde la organización.

Ni una menos: entre una causa convocante y sus cortocircuitos






El cortocircuito se produjo cuando, en el petitorio oficial leído por la periodista Liliana Daunes, se incluyó la libertad a Milagro Sala. Un importante sector de las mujeres presentes expresó su disconformidad: se sentían “usadas”. Es cierto: toda marcha es política, pero no necesariamente partidaria.La organización alegó en su descargo que el documento había sido consensuado con trescientas asambleas . “La fuimos a visitar a la cárcel y entendemos que es una presa política”, dijo el colectivo. Nunca se encontraron con víctimas de Sala, ni leyeron el expediente: fueron a tomar posición hablando con un solo sector. Busqué en vano datos respecto de las trescientas asambleas en las redes. No los hay. Tampoco sobre la mecánica de las votaciones, los resultados, los autores del documento y, en todo caso, cuán representativas son estas mujeres de las mujeres en general.

Otras solicitudes fueron:eliminación del IVA de la canasta familiar, legalización del aborto, ley de cupo laboral de las personas trans, apertura de paritarias sin techo, paridad no solo para las trabajadoras del Estado sino en todos los sectores para mujeres, lesbianas, travestis, bisexuales y trans. Rechazan la idea de ajustar salarios a la productividad, el premio por presentismo, el endeudamiento de Cambiemos y revindican la luchas contra el patriarcado y la resistencia al neoliberalismo. Una demanda, como se ve, bastante heterogénea y que parece trascender la convocatoria social. Como todo movimiento más cultural que político, el feminismo ha sufrido el ingreso de todo tipo de pensamiento ultra que intenta utilizarlo por lo popular de su reclamo. A la vez, las moderadas que lo integran eligen el silencio a la incorrección política tratando de montarse a la ola.

La historia se repite: así como al asumir con el 22% Nestor Kirchner salió desesperado a comprar gobernadores, buscó un sector social que aun conservara algún tipo de prestigio: prostituyó entonces parte del movimiento de derechos humanos. Ahora, camino a la marginalidad política, CFK hace lo mismo con las mujeres: ¿o no fue, acaso, víctima de la discriminacion la ex presidenta, con una carrera política meteórica y una importante fortuna hotelera? A medida que el reclamo avanza la situación está peor: sólo en 2016 hubo 290 femicidios (casi una mujer por día en lo que va de este año). Dos mil quinientas mujeres asesinadas desde 2008. Evidentemente todos estamos en falta, hombres, Estado y gobiernos de turno. Intentos torpes de manipulación como el de Milagros Sala. ¿Está presa por india y mujer o porque robó 100 millones de dólares en planes de vivendas? lo único que hacen es encerrar el reclamo en el guetto.

Me topé con un ejemplo poco conocido en la marcha anterior: vi en varios graffitis la palabra “scum”, que desconocía. Scum es el título de un manifiesto femenista escrito en los 70 por Valerie Solanas que se ha transformado en una especie de texto de culto aún cuando se reconoce que Valerie no estaba muy equilibrada que digamos: “El hombre que carece del sentido de lo verdadero y de lo falso, carece de conciencia moral (sólo puede ser producto de la capacidad para ponerse en el lugar de los demás), carece de fe en su Yo inexistente, es inecesariamente competitivo y, por naturaleza, incapaz de cooperar, siente la necesidad de una guía y de un control procedente del exterior. Por lo tanto, inventa a las autoridades -sacerdotes, especialistas, jefes, líderes, etc- y al gobierno. Quiere que la hembra (Mamá) le guíe, pero es incapaz de prestarse a ello (después de todo, él es un hombre), quiere desempeñar el papel de la Mujer, usurpar su función de Guía y Protectora, se encarga de que todas las autoridades siempre sean hombres (...). En cuanto a la cuestión de si debe o no proseguir la reproducción del género masculino, ya no es un problema, pues el macho como la enfermedd, ha existido siempre entre nosotras, y no debe seguir existiendo. Cuando el control genético sea posible -y lo será muy pronto- huelga decir que lo que produciremos serán seres completos, totales, no con defectos físicos o con deficiencisa, incluso deficiencias generales como la masculinidad. Así como la producción deliberada de gente ciega sería inmoral, así también lo sería la producción deliberada de lisiados emocionales”.

Las chicas de los grafities leen a Valerie con la admiración de defender lo incorrecto. La mujer vive situaciones injustas, y debemos cambiarlas. Algo similar le sucede a los pobres, del sexo que sean. Y a los más débiles. Todos los humanos tenemos derechos que defender. Sería bueno discutirlo para poder cambiar las cosas, sin ser usados por nadie.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog