sábado, 19 de noviembre de 2016

Encrucijadas, por Carlos M. Reymundo Roberts

Encrucijadas

por Carlos M. Reymundo Roberts
Carlos M. Reymundo Roberts

"¿Qué va a ser Trump: Menem o Kirchner?", me pregunta, a boca de jarro y con sonrisa, Cristiano Rattazzi, presidente de Fiat-Chrysler Argentina. Buena pregunta. Duda existencial: ¿se va a parecer a Menem, que hizo una campaña de cuño populista -promesa de "salariazo" incluida- y después, cuando llegó al poder, se enamoró del mercado y del establishment? ¿O se va a parecer a Kirchner, que una vez en la presidencia inició una era de populismo, llevada al extremo por su mujer, que duró 12 años?

Por sus primeros pasos como presidente electo, Trump da la impresión de haber dado un giro hacia la moderación: elogió a Hillary (después de prometer que la iba a meter presa), fue magnánimo con Obama (después de haber dicho que era un incapaz) y se movió con cuidado extremo. ¿Se propone ir contra el sistema, cargarse a Washington, construir un muro en la frontera con México, deportar a los indocumentados, cerrar el país? ¿O sólo se trató de fuegos de campaña y ahora veremos a un ortodoxo más o menos pintoresco? La pregunta de Rattazzi sigue en pie: ¿será Menem o será Kirchner? El problema no es la respuesta. El problema es que, si ésas fueran las alternativas, en los dos casos la historia necesariamente termina mal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog