domingo, 7 de agosto de 2016

El plan más gorila de la historia, por Alejandro Borensztein

El plan más gorila de la historia,

por Alejandro Borensztein


Así como vamos, el plan económico del Gobierno se encamina hacia el abismo.

Como todo el mundo sabe, cuando el Estado gasta más de lo que recauda aparece el famoso déficit fiscal que suele financiarse con emisión monetaria (o sea inflación) o con endeudamiento. Ambas cosas combinadas mellan la confianza y ahuyentan las inversiones. Esto deviene primero en la destrucción de los stocks internos (te comés las vacas, el petróleo, el gas, etc) y luego provoca subida de precios, caída del PBI, pérdida de reservas y por ende un aumento en la desocupación y la pobreza. Esto ha sido históricamente compensado por nuestros inútiles de siempre con más emisión o más endeudamiento (o ambas cosas a la vez), hasta que finalmente un día te despertás por el ruido de las cacerolas y te enterás de que el país, una vez más, quebró.

Perdón por el pesimismo, pero hacia allá iremos si el gobierno de Macri sigue dilapidando los recursos del Estado pagándole a Guillermo Moreno la fortuna que le debe estar pagando para que el tipo haga cosas como las que hizo esta semana.

El gobierno ha contratado a los personajes más representativos del kirchnerismo para que su desopilante acto final arrastre en la caída a todo el peronismo y deje a Cambiemos como único espacio de poder.

¿Cuánto le está costando al Estado Nacional el plan de Macri para destruir al peronismo?

¿Qué porcentaje del presupuesto nacional se destina a la producción de los eventos mediáticos que vienen protagonizando Máximo, Boudou, Sabbatella, Kicillof, Larroque, Horacio González, Mariotto, Báez, De Pedro, José López, Cristóbal López, Hebe, Fatala, Fariña, Cerruti, Saintout, Schiavi, Vanoli, Esteche, Moreno, Jaime, los Shocklender, los Recalde, Echegaray, D’Elía y tantos otros que diariamente entretienen a la inmensa mayoría de los argentinos?

Digamos las cosas como son: ¿cuánta guita le están poniendo Durán Barba y Marcos Peña a Ex Ella para que conduzca semejante espectáculo?

Y en el caso de Ex Ella misma, ¿Se le paga cada aparición por separado? ¿Cobra por cada tweet? ¿O acaso, por tratarse de apariciones televisivas, tiene un contrato integral por 13 capítulos con opción a una segunda temporada?

¿Qué porcentaje de la licitación de Lebacs de esta semana se va a destinar a financiar las próximas actuaciones de Guillermo Moreno o del Cuervo Larroque? ¿Cuánto costó José López? ¿Y la monjita?

Sabemos que el kirchnerismo es caro. Siempre lo fue. Un De Vido no te atiende por menos de un quince. Aníbal es más barato, pero tampoco anda en bondi. Cuando le chorearon el auto, tenía un BMW.

¿Alguien se anima a decir cuánto vale Sabbatella parado al lado de Hebe gritando por la causa popular? Piense usted amigo lector que Sabbatella arrancó en el PC, un partido que supo integrar la Unión Democrática contra Perón en la famosa elección del “Braden o Perón” y fue el partido que más rápido apoyó el golpe militar del 76 con un documento que incluyó este párrafo memorable: “El general Videla no pide adhesión sino comprensión, la tiene”.

Con toda la historia gorila del PC, el tipo se metió igual. ¿Cómo no va a formar parte del plan para hacer mierda al peronismo?

“¡¡Vienen por los luchadores populares!!” gritó el jueves Amado Boudou ante las cámaras de televisión de todo el país, paradito junto a las Madres. Justo él que, además de estar acusado de todo, militaba en una agrupación de la UCeDe cuando la UCeDe reclamaba la libertad de las juntas militares y la reivindicación de lo que ellos llamaban la lucha antisubversiva. ¿Cuánto vale esto? La maniobra del PRO no se detiene y todo precio le resultará barato.

¿Cómo hace el movimiento obrero organizado y la dirigencia peronista para no enchastrarse con esto? La única verdad es la realidad, decía el Compañero General. Estamos presenciando la utilización de miles de millones de pesos destinados al plan político más ambicioso de los últimos 30 años: terminar con el peronismo.

Y todo financiado con su plata, amigo lector. Y la mía y la de los jubilados.

¿Cuántos hospitales se podrían construir con lo que le debe haber pagado el gobierno a Ex Ella para que el domingo pasado dijera por televisión que durante su gobierno la inflación fue baja y que se merece el Premio Nobel de Economía?

Por supuesto que no todo es lo mismo. Por ejemplo, D’Elía y Esteche no le deben costar demasiado a Macri. En este momento, hay sobreproducción de antisemitas en el mundo. En Europa, hoy día, se consiguen muy baratos.

Pero igual, todo suma. Un simple director de la Aduana kirchnerista con medio palo verde en un placard, como el que apareció esta semana, no se consigue regalado.

Tampoco es barato un maoísta como Zaninni intentando llevar de las narices al Movimiento Nacional Justicialista.

Hay muchas evidencias que verifican esta maniobra. De hecho, cuando Ex Ella dice que “no es gratis ser peronista” está tratando de cubrirse bajo el paraguas protector del PJ al que siempre despreció, pero al mismo tiempo respetando su acuerdo contractual con Macri, como diciendo: “tranquilo Mauri, me los llevo puestos conmigo”.

Buena parte de la dirigencia histórica del PJ ya se ha dado cuenta del plan, pero por ahora cunde el desconcierto y no saben cómo neutralizar el daño. Felipe Solá, Massa, Urtubey, De La Sota, Randazzo, Caamaño, Arroyo, Marangoni y tantos otros observan el dantesco espectáculo de una banda de tipos incendiando 70 años de historia.

Cada uno a su manera huye de la onda expansiva del hongo kirchnerista para poder reordenarse en un espacio político psiquiátricamente estable.

Desde el senador Pichetto al ex gobernador Gioja, pasando por Insaurralde, Bossio, Domínguez, Moyano, Caló, intendentes, gobernadores o el mismísimo Chino Navarro.

En el medio de esta operación del Gobierno estamos todos nosotros ¿Cómo se hace para que este despilfarro no nos lleve a la quiebra? ¿Cómo se financia la idea de que el hundimiento kirchnerista arrastre al peronismo sin comprometer el futuro económico del país?

No hay forma. Hasta que no llegue el segundo semestre, es pura pérdida. Por eso lo único que podría abaratar el costo es que pase rápido.

Vamos compañeros peronistas. Los de verdad. Los que la pelearon siempre. Recuerden a Cafiero y la renovación. Sáquense el lastre de encima, de una buena vez. Por ustedes y por todos nosotros.

No hay Argentina sin peronismo. Organizemosnon.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog