sábado, 27 de agosto de 2016

El Papa quiere saber de qué se trata, por Carlos M. Reymundo Roberts

El Papa quiere saber de qué se trata

por Carlos M. Reymundo Roberts
Carlos M. Reymundo Roberts

El Gobierno intenta que el país vuelva a la normalidad, y le cuesta conseguirlo. El kirchnerismo y agrupaciones de izquierda intentan sembrar el caos y destruir al Gobierno, y van teniendo pequeñas victorias. El panorama pinta entretenido: hay guerras judiciales, guerras de tarifas, pedradas al Presidente y amenazas mafiosas a la gobernadora Vidal. Desde el Vaticano, Francisco me hace saber que no entiende bien lo que está pasando. Se lo ve preocupado. El país del Papa no puede ser noticia porque el Presidente salva su cabeza gracias a que durante el ataque en Mar del Plata llevaba los vidrios del auto levantados. En un informe optimista, que a continuación reproduzco, lo tranquilicé. Le dije que eso no volverá a ocurrir. ¿Arrepentimiento de los agresores? ¿Rápida reacción de la policía y la Justicia? ¿Unánime condena de la oposición? Nada de eso. Macri empezará a usar autos blindados.

"Querido padre Jorge, entiendo sus inquietudes y desvelos, pero las cosas no son tan terribles como parecen. Fíjese lo de las tarifas. Imbuida de una alta sensibilidad social, la Corte salió en defensa de los miles y miles de ciudadanos a los que desde hace 12 años se les regala el gas. Los regalos son regalos y no corresponde que cambien de estatus, vino a decir el fallo. Es cierto que la mayoría son ciudadanos pudientes. Pero si de un día para otro tienen que empezar a pagar el gas, está el riesgo de que dejen de ser pudientes. El gas pasaría a ser así una suerte de gatillo fácil contra el bienestar del pueblo. Pudientes que, pudiendo seguir en esa categoría, se transforman en impudientes: qué degradación impúdica, querido padre Jorge. Como la Corte, apostemos ahora al éxito de las audiencias públicas. La izquierda puede dar una mano. Hay que meter allí mucho activista, cercar con multitudes los recintos donde se vaya a discutir el tarifazo. Hay que incendiar las redes sociales. Incendiarlas con gas. Aprovechando el precio.

"También debemos interpretar en su justa dimensión las amenazas a Vidal. Por de pronto, son amenazas, no ataques. El que avisa no pega, y el que pega no avisa, me dijo un jefe policial. Usted se preguntará por qué se ensañan con María Eugenia y nunca se le animaron a Scioli. Sencillo: ella se lo buscó. Es una destituyente. Se metió con la policía, que es un poder constituido, uno de los poderes del Estado. Si no entiende a la Bonaerense no puede ser gobernadora. Lo mismo Macri. Quién lo mandó a hacer un acto en Mar del Plata, donde los ultras que lo apedrearon cuentan con la protección de Justicia Legítima, que pasó así a ser el brazo armado del kirchnerismo en los tribunales. Es lo que ocurre con esta gente de Cambiemos: no conocen el paño y van aprendiendo sobre la marcha, si es que aprenden. Anteanoche vi en La quinta pata de la noticia, de la TV Pública, a un diputado del Frente para la Victoria hablando pestes del Gobierno. ¡Invitan a opositores! Lo que le decía, padre: no entienden nada, tampoco de televisión. Y eso que tuvieron 6, 7, 8 años para aprender.

"Sé que a usted le preocupan dos temas: desocupación y corrupción. El Indec habla de casi un 10% de desempleo, algo esperado si tenemos en cuenta la cantidad de camporistas que se quedaron sin laburo. El problema es que no sabemos cuántos desocupados había antes porque, lo recordará, en el Indec mandaba su amigo Moreno. Como doy por hecho que Macri no hará nada para solucionar este drama, se me ocurre que es hora de que intervenga la Corte con un fallo reparador. El desempleo, como el gas, es un tema demasiado importante para dejarlo en manos de un gobierno que odia el populismo.

"En cuanto a la corrupción, ya lo sabrá: todos los días se conocen nuevos casos que comprometen al kirchnerismo. Esta semana, Margarita Stolbizer descubrió un hotel fantasma de Cristina. Hasta ahora había huéspedes fantasma, que pagaban por habitaciones que no ocupaban. Este hotel es todo fantasma: está el edificio, aparece en folletos, pero no figura en ningún registro, no se sabía de su existencia. Es algo serio, que debería ser blanqueado. Bueno, no sé si blanqueado es la mejor palabra. Margarita, en vez de perder el tiempo con denuncias, podría llamar a Cristina y darle la buena noticia: "Señora, no busque más. Encontramos el hotel que se le había perdido".

"Otro escándalo es el CristiLeaks: el envío de 500 millones de dólares al exterior, operaciones en las que estarían involucrados los Kirchner y Lázaro Báez, entre otros esforzados ahorristas. ¿El destino de la guita? Nevada. Sí, Nevada siempre fue considerado por Néstor y Cristina como un enclave estratégico para lanzar una revolución anticapitalista en Estados Unidos.

"El Gobierno también tiene lo suyo. Macri echó al zar anticorrupción de la Aduana por una denuncia que parece una operación de inteligencia, y el zar denuncia con pelos y señales a mafias que están en los servicios de inteligencia, a las que todavía no echaron. No me pida que le explique este entuerto, porque no lo entiendo. Suerte que el día del Juicio Final todo estará clarito.

"Querido padre, éstas son las novedades. Mi respeto y cariño. Rezaré por usted."

Epa. Me olvidé de contarle al Papa que ayer empezó una protesta kirchnerista de 24 horas en la Plaza de Mayo, bajo el lema "Resistir sin descansar, Cristina conducción". Ojalá que Francisco rece por ellos. Y por nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog