domingo, 17 de julio de 2016

El factor estúpido, por Alejandro Borensztein

El factor estúpido

por Alejandro Borensztein

Humor político

Siempre es más atractivo explicar que nuestros problemas son la consecuencia de alguna teoría conspirativa antes que asumir que generalmente ocurren por obra y gracia de un estúpido.
Resulta mucho más sesudo decir que Aranguren responde a intereses petroleros extranjeros que pretenden impedir el desarrollo energético de los procesos emancipadores latinoamericanos, antes que reconocer que el tipo heredó un quilombo chino que no sabe ni por dónde empezar a arreglarlo, y encima se enredó en el papelón de las tarifas.
¿Estoy diciendo que este buen señor es un estúpido? No. Pero sin duda, debe haber más de uno dando vueltas a su alrededor. Eso explicaría mejor las cosas.
De hecho, muchos de los desaguisados pasados y presentes se explican por la sola presencia de un estúpido o la combinación involuntaria de varios.
Este elemento que condiciona el normal desarrollo de las cosas puede definirse como el Coeficiente Estúpido o Factor Estúpido, y se aplica a las conductas que producen resultados inaceptables o incomprensibles, ya sean de funcionarios de un gobierno o de los defensores de Boca.
Para evitar la redundancia y grosería del término, utilizaremos la denominación FE para referirnos al Factor Estúpido.
Por ejemplo, ¿es José López simplemente un corrupto parte de un engranaje de choreo organizado ya sabemos todos por quién? Sin duda que si, pero no hay manera de analizar el delirante episodio del monasterio sin considerar el Factor Estúpido (FE). Dicho aritméticamente:
(López + choreo K) x FE = 6 palos verdes + 3 monjitas + 2 scons.
El FE puede aplicarse tanto al accionar de una persona como al de un grupo, desmitificando teorías conspirativas globalizadas.
Veamos: ¿Es Prat-Gay un perverso agente de Wall Street infiltrado en el manejo de las finanzas públicas con el objetivo de apropiarse de la plusvalía y transferirla a favor de los poderosos, o en realidad es un tipo que hace lo que puede con este zafarrancho pero cuando abre la boca la arruina, de puro chambón nomás? La ecuación se verificaría si:
Prat-Gay x FE = Ya hicimos el trabajo sucio
El mismo razonamiento aplica, salvando todas las distancias, al conjunto Moreno/Boudou/Kicillof. ¿Se propusieron arruinar la economía del país o simplemente fueron unos burros rodeados de estúpidos? Las matemáticas no dejan mentir:
(Pistola de Moreno+Ciccone+Kicillof) x FE = Década desperdiciada + 1000% de inflación
A mayor FE, menor es la posibilidad de la teoría conspirativa. Una cosa resulta inversamente proporcional a la otra.
Un buen ejemplo de esto es el caso, tantas veces discutido, de la estrategia electoral 2015 pergeñada por Ex Ella. Teniendo en cuenta que el valor del FE fue muy alto durante los últimos años, uno podría enunciar la siguiente ecuación:
Scioli x (Gran Estratega CFK+Zannini+Aníbal) x FE = Macri Presidente.
Esta ecuación da por tierra con la teoría conspirativa de que Ex Ella habría saboteado la candidatura del Compañero Lancha y quedaría probado que simplemente perdieron por boludos.
La hipótesis se verifica utilizando el mismo valor de Factor Estúpido aplicado a otra teoría que involucra a las mismas variables:
(Hotesur+Los Sauces+Lázaro+Cristóbal López) x FE = Los Kirchner hasta las manos.
Hay casos en los que el FE de un funcionario varía según el contexto en el que se lo aplica. Veamos el siguiente ejemplo: Si bien todo el mundo dice que De Vido se la llevó en pala, es evidente que ha tenido la suficiente habilidad para esconderla dado que hasta ahora sólo le han encontrado la chacrita de dos palos verdes y algunos pajaritos. O sea que:
Choreo de De Vido x FE = 0
Dado que cualquier cifra multiplicada por 0 es igual a 0, podemos concluir que en este caso FE es 0, ya que Choreo obviamente hubo.
En cambio el FE aplicado a De Vido en su rol de ministro da muy diferente. Veamos la fórmula:
Gestión de De Vido x FE = Chau Energía + Chau Infraestructura.
Evidentemente en este caso, el Factor Estúpido fue elevadísimo y sus resultados devastadores.
Los ejemplos son muchos y permiten arrojar luz sobre asuntos que solemos atribuir a conspiraciones planetarias del tipo “Los K fueron una organización para saquear el Estado” o “este gobierno viene a restaurar un modelo de opresión y dependencia a los poderes centrales del mundo”. El Factor Estúpido aparece con toda su potencia mucho antes que todas estas explicaciones desmesuradas.
Esta semana, el Subsecretario Nacional de Juventudes Pedro Robledo organizó en la Casa Rosada una reunión de dirigentes juveniles de la que también participaron dos jóvenes neonazis. La pregunta es: ¿este muchacho Robledo tiene afinidad con los neonazis? Obviamente no. Ya se aclaró que estos dos personajes se metieron en la reunión sin identificarse. Por lo tanto, lejos de imaginar un complot oficial con la ultraderecha, cabe aplicar un preocupante valor del Factor Estúpido.
Peter Robledo x FE = se te colaron los nazis, gato
La lista de episodios es interminable. Desde la bolsa de guita que se olvidó la Ministra Miceli en el baño de su despacho, hasta las explicaciones que se dan sobre los 4,6 palos verdes de Florencia Kirchner.
En el primer caso, es obvio que nadie se olvida una bolsa de guita si es la única vez que la guardás ahí. En realidad, te la olvidás cuando es algo habitual. Ecuación:
Cometa de la semana x FE = Uy!!!, me la olvidé en el baño
En el segundo caso, la foto de dos cajas de seguridad repletas de dólares hasta el tope, es prueba suficiente: ¿por qué tenía exactamente 4,6 palos? Simple, porque en dos cajas no le entraban más. El resto está en otro lado. Ergo, la fórmula es:
(2 Cajas + 4,6 palos) x FE = Mamá, no me entró más
No quiero poner nervioso a nadie, pero el FE también debería aplicarse a todos nosotros que vamos a darles 2.500 palos a las monjitas de la AFA. ¿Se les ocurrirá prohibir los partidos nocturnos para ahorrar luz? Lo dudo, el FE siempre está presente.
Conclusión: si le aplicamos el Factor Estúpido a la mayoría de las acciones, descubriremos la verdadera razón de nuestro deterioro. Tal vez la ecuación más preocupante sea:
Sociedad argentina x FE = Historia reciente
(nota al pie: no descartemos el coeficiente FE también para esta página y su autor)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog