sábado, 9 de julio de 2016

El Bicentenario, a los tortazos limpios, por Carlos M. Reymundo Roberts

El Bicentenario, a los tortazos limpios

 por CarlosM.ReymundoRoberts
Carlos M. Reymundo Roberts

Todo el país celebra hoy el glorioso Bicentenario de la Declaración de la Independencia. Pero, hay que reconocer, los fastos nos sorprenden en medio de trifulcas. Anteayer, los líderes del PJ le hicieron pito catalán a la histórica sesión del Congreso de la Nación en Tucumán, en solidaridad con Cristina y mientras medio kirchnerismo desfila por los tribunales de Comodoro Py. "El año 2000 nos encontrará unidos o dominados", dijo Perón en 1953. Pues bien, a muchos de los suyos el año 2016 los encuentra divididos y procesados.

El Gobierno tampoco ayuda: ninguno de los seis ex presidentes fue invitado a la gran ceremonia de hoy en la capital tucumana. Explicaron que el problema era Cristina: iba a ser un factor perturbador. Eso demuestra que no la conocen, que no entienden nada: jamás hubiese aceptado. Su religión no le permite ir a actos en los que ella no es la gran estrella. ¿Se la imaginan relegada a la fila dos o tres de un mísero palquito, al lado de Menem, de Duhalde, de De la Rúa, teniendo que escuchar una cadena nacional de Macri y además teniendo que aplaudirlo? ¿Se la imaginan presenciando el desfile cívico-militar? "¡No, los de las botas no, los de las botas no!", gritaría de espanto y agitada por convulsiones. No quiere militares: quiere militantes. Cristina seguramente soñaba con un gran desfile de La Cámpora, de Quebracho, de Hinchadas Unidas Argentinas, de valijeros, de cavadores de pozos, de saltadores de muros de conventos.

En estos momentos la señora tiene cosas más importantes que regalarle su presencia a Macri. El involucramiento de ella y de casi todo su dream team en casos de corrupción ha trastocado los planes. Lo suyo es hablar ante multitudes, y no que multitudes de los suyos tengan que hablar ante los jueces. Incluso está analizando un segundo cambio de nombre del Frente para la Victoria. Al pasar a la oposición mutó a Contrafrente para la Resistencia, pero la debacle del espacio y la deriva judicial de sus cabezas le hicieron pensar en una nueva denominación: Frente Comodoro Py. Es más realista. Tampoco descarta que en un futuro cercano las reuniones de la agrupación tengan que hacerse en el penal de Ezeiza.

Por Dios, qué loco es todo. Hace no muchos años el kirchnerismo tenía un proselitismo tan audaz y generoso -"¡Vamos por todo!"- que hasta se había expandido en las cárceles, con presos a los que dejaban salir para que trabajaran de punteros y fueran a engrosar actos oficiales. Parece que ahora el trabajo rejas adentro va camino de consolidarse. Con un management más profesional.

Sí, todo es muy loco. El miércoles Cristina cambió la hora en la que tenía que comparecer ante el juez Bonadio para evitar cruzarse con Lázaro Báez, durante décadas la persona más cercana a su familia: compinche, amigo, socio, administrador, testaferro. Es una picardía que no se hayan encontrado, porque hablando la gente se entiende. Especialmente, dos personas con tantas cosas en común. Ese mismo día, Bonadio inhibió la totalidad de los bienes de Cristina. No podrá vender ni alquilar ninguna de sus propiedades. ¡Podrá reponerse el sector inmobiliario de este golpe letal? Cris no tuvo suerte: meses atrás había dolarizado sus ahorros (raro, con lo que le gustan los pesos). La embocaron justo. "Que se meta conmigo, que mancille mi buen nombre y honor. ¡Pero que no se meta con mi plata!", aulló la ex presidenta en medio de un economic panic attack. De inmediato, Máximo y Florencia organizaron una vaquita, y parece que la coyuntura los agarró bastante líquidos. Máximo dice que no les hará falta traer guita de afuera ni andar destapando pozos. Por las dudas, en el monasterio de General Rodríguez electrificaron el muro.

Los ilustres visitantes que nos acompañan en esta magna fecha seguramente estarán sorprendidos, si es que entienden algo. Cristina, cada vez más comprometida judicialmente, llega a Buenos Aires convocada por el juez que la procesó y lo primero que declara en la puerta de su casa es: "No voy a bailar". La abogada de Josecito López, descubierto con 9 palos verdes afanados, dice: "Sí, estaré en el «Bailando»". Esteche, el jefe de Quebracho, festeja el Bicentenario con un llamado a derrocar al Gobierno. El narcotraficante Pérez Corradi vuelve al país disfrazado de policía. Algo muy parecido, según Lilita Carrió, a lo que pasa con el jefe de la bonaerense, Pablo Bressi. A un tipo apodado "La Morsa" le gustaba disfrazarse de jefe de Gabinete; a Gioja, de peronista renovador, pero todos lo reconocen enseguida. A Scioli ya no le encuentran disfraz. Grindetti, el intendente de Lanús y ex ministro de Economía de Macri en la Ciudad, dice que no se acuerda nada o casi nada de las cuentas que tenía afuera. Una máscara. El Observatorio de la UCA acaba de revelar que cuando terminó el gobierno de Cristina, en diciembre, en el país había cinco millones de chicos por debajo de la línea de pobreza. Cris, ¿y ahora de qué te vas a disfrazar?

Sólo falta que Macri diga hoy, en su solemne discurso por cadena nacional, que en 1816 los padres de la patria se la pensaron bien: dejaron la Declaración de la Independencia para el segundo semestre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog