sábado, 29 de agosto de 2015

Mientras el caso Nisman está frenado, llaman a indagatoria a la madre por lavado

Mientras el caso Nisman está frenado, llaman a indagatoria a la madre por lavado

En 24 horas, el juez Canicoba aceptó un pedido de un fiscal para llamar a declaración como imputada a la madre del fiscal de la AMIA.
En sintonía con la estrategia del kirchnerismo, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral citó hoy a declaración indagatoria a la madre del difunto fiscal Alberto Nisman, Sara Garfunkel, y a su hermana Sandra, acusadas del delito de lavado de dinero, por la cuenta bancaria descubierta en EE.UU. Canicoba Corral también citó al ex empleado informático de la UFI AMIA Diego Lagomarsino, y al empresario Alejandro Picón. Canicoba Corral tenía una mala relación personal con el fiscal de la AMIA.
Mientras tanto, la Cámara del Crimen porteña comenzó hoy a deliberar para decidir si la causa por la muerte del fiscal Alberto Nisman sigue delegada en la fiscal Viviana Fein o pasa a la jueza Fabiana Palmaghini. La decisión la puede tomar hoy, el lunes o martes. La audiencia comenzó con una exposición de la querella, que insistió con su pedido para correr a Fein de la dirección de la instrucción, pero no de la causa.
Desde el 18 de enero la causa quedó delegada en Fein porque está caratulada como "muerte dudosa" y sin imputados. Ayer el fiscal de Cámara Ricardo Saénz pidió que la investigación la lleve la jueza. Hoy se empezaron a escuchar los argumentos de Arroyo Salgado en el mismo sentido. De esta forma, la causa por la muerte violenta de Nisman hace dos semanas que está prácticamente frenada de hecho.
La rapidez con que se llama a indagatoria a la madre y la hermana de Nisman conviene a la estrategia de la presidenta Cristina Kirchner de destruir la imagen pública y privada de Nisman como una forma de desligitimar su denuncia por encubrimiento de los cinco iraníes que tenían alertas rojas de Interpol como autores intelectuales del atentado contra la AMIA. Paralelamente, el Gobierno logró frenar en forma escandalosa una eventual decisión de la Cámara Nacional de Casación Penal que iba a declarar inconstitucional el pacto con Irán.
Las indagatorias por lavado habían sido pedidas ayer por el fiscal federal Juan Zoni, que sostiene que los cuatro imputados fueron "testaferros" de Nisman, quien tenía un patrimonio real que no condecía con sus ingresos reales como representante del Ministerio Público.
Entre su patrimonio figura, según Zoni, el automóvil Audi Q3 en el que se desplazaba Nisman, que figura como propiedad de Palermopack -la empresa de la que es titular Picón- pero que según el dictamen era, en realidad, propiedad del ex investigador del atentado contra la AMIA.
Canicoba Corral fijó como cronograma de las indagatorias la presencia de Sandra Nisman para el 8 de setiembre; Lagomarsino deberá presentarse al día siguiente, Sara Garfunkel el 11 y cerrará la ronda Picón, quien fue convocado para el 15.
Sandra Nisman, Garfunkel y Lagomarsino figuran como titulares de una cuenta no declarada del difunto fiscal en el banco Merryl Lynch de Nueva York, con un movimiento de más de 666 mil dólares.
Picón, además de titular del Audi, aparece vinculado con depósitos a esa cuenta bancaria y relacionado con un fideicomiso en la calle Dorrego al 1.700, por dos departamentos con sendas cocheras, que figuran a nombre de Sara Garfunkel.
Finalmente, la madre de Nisman también aparece como propietaria de dos lotes de chacras de mar en Punta del Este. Todo eso, según el fiscal Zoni, era propiedad de Nisman, quien lo disimulaba a través de sus familiares y colaboradores. Zoni fue nombrado en ese cargo hace unos meses por la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, fundadora de "Justicia Legítima" y alineada con el Gobierno. El fiscal pidió embargos contra todos ellos por un total de 80 millones de pesos. Además, propuso una serie de medidas de prueba adicionales que no fueron reveladas todavía.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog