Chat Deliverado

domingo, 12 de abril de 2015

Se busca asesor político, urgente por: Alejandro Borensztein

Se busca asesor político, urgente

Humor político

Si hay algo que uno debe reconocerle a muchos dirigentes del kirchnerismo es que, al menos, de historia política algo manyan. Un tipo como el Compañero Kunkel te puede parecer un dinosaurio, pero si le preguntás quien fue Alberto Rocamora, seguramente te va a poder contestar. Que los kirchneristas sean unos burros que atrasan 40 años, no quiere decir que no sepan que rol jugó aquel Ministro del Interior en 1975. En cambio si le hacés la misma pregunta, por ejemplo, al Compañero Mauri, posiblemente dude si Rocamora era el 2 o el 6 de Belgrano de Córdoba en los 80. Usted me dirá, ¿para qué sirve saber quién fue Rocamora? Algunos pensarán que para nada. Otros, pensamos que conocer la historia política contemporánea ayuda a pispear mejor el futuro. Son opiniones. 
Esto nos lleva al asunto de fondo: ¿por qué los principales candidatos presidenciales no hablan seriamente de política? No hablan ni de derechos humanos, ni de energía, ni de geopolítica, ni de corrupción y justicia, ni de Chevron, ni de Nisman, ni de acuerdos entre sindicatos y empresarios, ni de medios públicos, ni de narcotráfico, ni de políticas de estado, ni del control de las fuerzas de seguridad, ni de nada. Sólo algunas declaraciones al vuelo con frases hechas y evasivas, o alguna figura de segunda línea que intenta algún gesto. No más que eso. 
La primera respuesta a este problema es muy simple: no hablan de política porque no tienen la más puta idea. Veamos. Buen día alumnos Scioli, Massa y Macri. Caramba, llegó Stolbizer también. Saquen todos una hoja.
Multiple choice: Pregunta 1. ¿Qué fue “La noche de los bastones largos”? a- El violento desalojo policial de autoridades y profesores universitarios de la UBA durante el gobierno de Onganía (1966), y que significó el exilio de los principales académicos argentinos y el desbarranco educativo nacional. b- Una comedia musical de Broadway 
(Acá ya tenemos 3 bochazos masculinos).
Nuestros principales candidatos creen que hacer política es mostrar por televisión como inauguran una alcantarilla o engrasan dos barreras de un cruce ferroviario. Sin embargo no hablan de temas profundos e importantes. ¿Será que sus asesores no los quieren exponer a que digan alguna genialidad?
Veamos otra vez muchachos: Pregunta 2. ¿Qué fue “El Rodrigazo”? a- Un feroz ajuste de sueldos, un tarifazo y una megadevaluación decretada por Celestino Rodrigo, Ministro de Economía del gobierno peronista de Isabelita en 1975, ante el fracaso de la política de precios y salarios acordados. b- Un feroz éxito de un cantautor con su famoso tema “Maradooo… Maradooo…” 
(Acá tenemos 3 aplazos, incluidos los dos candidatos supuestamente peronistas).
La segunda razón por la que nuestros candidatos no hablan de política es porque así se lo aconsejan sus principales asesores. Les explican que los temas políticos profundos no les importan a nadie. Que no suman votos y que es mejor mostrarse lindo, contento y amigable. Cero conflicto. Ni se te ocurra insistir con las escuchas del caso Nisman. Ni te metas con Gils Carbó y la banda que está instalando en la Justicia. Olvidate de encadenarte al Congreso y exigir que el gobierno revele los acuerdos firmados con los chinos. ¿Qué hizo Massa con este tema? Nada. ¿Y Scioli? ¿Y Macri? Mucho menos Randazzo que es parte de esta joda. 
Probemos una vez más. Animo muchachos. Pregunta 3 (sin copiarse alumno Macri): ¿A qué se llamó “la Primavera de Praga”? a- Un intento democrático del gobierno checoeslovaco en 1968, que duró algunos meses, y que buscó distanciarse de las políticas autoritarias soviéticas hasta que los rusos entraron con los tanques y los aplastaron. b- Una película romántica de Milos Forman. (Acá tengo dos aplazados y un expulsado: el que tachó las dos respuestas y puso “una fragancia de Poett”).
Los famosos asesores de nuestros candidatos son unos cráneos que se la pasan mirando encuestas, focus groups, alianzas, consignas, y creen que eso es hacer política. Por ejemplo, el Compañero Lancha consulta con un “especialista” norteamericano que se llama James Carville. Al menos eso dicen los diarios. Este ñato se vanagloria de haber hecho presidente a Clinton. Que vivo. Dame a Clinton y yo también te lo hago presidente. Ahora dice que va a hacer presidente a Scioli. Acá puede ser que lo logre. Andá allá a tratar de hacerlo presidente a Scioli y vamos a ver si sos tan guapo, James.
Lo mismo pasa con Massa que, según los diarios, tiene a un peruano norteamericano que se llama Sergio Bendixen y por supuesto el Compañero Mauri que lo tiene al famosísimo Durán Barba (en cualquier momento a este lo vamos a ver en el “Bailando”). Todos con la misma estrategia: háganse los boludos, besen muchos bebés y no se metan en líos. 
Un intento más y no jodemos más. Concéntrese alumno Massa. Pregunta 4. ¿A que se llamó “la contraofensiva montonera”? a- Un plan de los jerarcas montoneros por reinstalar la lucha armada en 1978 que terminó mandando al muere a decenas de militantes. b- El dibujo táctico de un equipo del norte dirigido por un tal Güemes, con dos líneas de cuatro bien apretadas, un enganche y un punta arriba para ver si pesca una bocha y la mete.
No quiero ni mirar las respuestas de nuestros presidenciables. Fíjese lo que pasa ahora en el PRO. Se supone que Larreta tiene el apoyo de todo la estructura gubernamental de la Ciudad, recursos incluidos. Pero al tipo no se le ocurre nada mejor que salir con una carrito a regalar helados por las plazas de la ciudad. ¿Eso es la política? Michetti, que tenía todo para perder, salió a desafiarlo y se le plantó con una discusión política en serio: ¿qué hacemos con el juego y la timba, que es lo que más creció en la Argentina de la década ganada? No se quien va a ganar. Pero tampoco sé de que se van a disfrazar los asesores de marketing si llega a ganar ella. Por mucho que pataleen, el kirchnerismo ya se fue y nos dejan esta maravilla. Con la mayor bonanza de los últimos 70 años, tenemos tanta pobreza que no la pueden ni contar, 30% de inflación o más, reservas agotadas, la mayor caída de venta inmobiliaria de la historia, y la década ganada para los narcos, entre otros logros. Lo voy a decir todo el año y no me voy a cansar de repetirlo: si no miramos bien a los que vienen y no les tomamos examen riguroso, nos va a ir aún peor. Vamos con la última: piense bien alumno Larreta. Pregunta 5. ¿A que se llamó la Guerra Fría?... Ok, dejemosló ahí. Ni Freddo ni Pérsico.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog