domingo, 22 de marzo de 2015

Otro perito avala que Nisman podría haber sido asesinado.por Nico Wiñazki

Otro perito avala que Nisman podría haber sido asesinado

Los conflictos en la causa.Es un pre informe de la defensa de Diego Lagomarsino, imputado por haber entregado el arma.
Hasta el perito de parte del único imputado por la muerte de Alberto Nisman, el técnico informático Diego Lagomarsino, avala la posibilidad de que el fiscal haya sido asesinado. Esa es una de las conclusiones a las que llegó un informe preliminar que realizó el nuevo especialista forense que empezó a trabajar para él a fines de esta semana. Se trata de uno de los mayores expertos en medicina legal, Mariano Castex.
Hace diez días, el académico trabajó en una primera aproximación sobre las posibles causas de la muerte de Nisman basándose en el estudio sobre el tema que presentaron los peritos de la querella que lidera la jueza Susana Arroyo Salgado. Ese equipo está integrado por Osvaldo Raffo, Julio Ravioli y Daniel Salcedo.
Según difundió la ex esposa de Nisman, ese análisis fue terminante: afirmó que el fiscal ni se accidentó ni se suicidó, sino que fue asesinado.
Castex coincide en que hay indicios para pensar en que Nisman fue víctima de un homicidio, pero remarca que no debe descartarse las posibilidades de un suicidio, sobre todo inducido o asistido por desconocidos quienes podrían haber amenazado al funcionario judicial.
El nuevo perito de Lagomarsino, entonces, coincide en varios puntos con sus colegas de la querella de Arroyo Salgado. Pero difiere en una cuestión clave. Para Castex, la muerte de Nisman ocurrió el domingo 18 de enero.
Si eso fue así, entonces, Lagomarsino quedaría fuera de toda sospecha de haber sido el autor del posible crimen porque puede probar que la última vez que vio al fiscal con vida fue el sábado 17.
Para la querella, en cambio, el fallecimiento de Nisman puede haber ocurrido justo aquel día en el que su asistente Lagomarsino se reunió con él para prestarle el arma de la que finalmente salió la bala que le quitó la vida.
Castex afirma que esa conclusión no está justificada, y se sostiene en análisis deficientes. El perito de Lagomarsino critica varias veces a sus colegas de la querella, siempre en tono respetuoso. Por ejemplo, remarca que ellos no pueden dar por seguro que en la canilla del baño de Nisman se descubrió que se había limpiado sangre de la canilla, algo que la investigación oficial había pasado por alto. Para él, ese dato sería de vital importancia si es que efectivamente se confirma a través de nuevos estudios químicos.
El forense, igual que sus colegas de la querella, analizó las imágenes y otras variables de la escena del hecho, y llegó a la conclusión de que Nisman que no se encontraba parado frente al espejo de su baño cuando se disparó la bala que lo mató.
Una de las hipótesis de Castex es que Nisman, justo antes de morir, apoyó la mano izquierda en su bañadera, y se inclinó para adelante. El especialista no descarta que él mismo se haya pegado el tiro, suicidándose, pero al mismo tiempo agrega que hay indicios para pensar que todo se pudo haber tratado de un suicidio inducido o asistido por alguien que podría haber estado presente en el lugar.
Castex espera ahora formar parte de la junta médica junto a los forenses de la querella para que todos juntos puedan debatir sobre sus datos y sus conclusiones respecto a cómo murió Nisman.
Disienten en varios puntos pero coinciden en otro: Nisman pudo ser asesinado.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog