Chat Deliverado

domingo, 29 de marzo de 2015

Je suis la derecha. por Alejandro Borensztein

Je suis la derecha

Humor político

Como todo el mundo sabe, exceptuando al kirchnerismo, el resto de los argentinos somos todos “Je suis la derecha”. Al menos, eso es lo que dice la falange de propaganda neofascista del proyecto nacional, popular, eclesiástico y hotelero que lidera la Compañera Jefa, ahora también conocida como Compañera Rosa Luxemburgo (dicho esto, un poco por la famosa militante marxista de principios del siglo XX, y otro poco por alguna que otra cuentita secreta que se les pudiera haber traspapelado en el gran Ducado). Gente rara, ¿no? Alperovich, Insfrán, Boudou, Milani, Capitanich, De Vido, Parrilli y hasta la misma Compañera Jefa, se definen como el progresismo nacional. Y usted amigo lector, que se enfrentó al neoliberalismo, repudió los indultos y denunció las privatizaciones en los `90 mientras esta gavilla de falsoprogresistas y feudoprovinciales apoyaban a Menem, ahora es acusado de ser “la derecha”. 
Y por supuesto, esto lo enfurece. Le juro que yo lo entiendo mejor que nadie, amigo. Pero créame que usted está mirando la foto en lugar de ver la película. ¿Cuantas veces le tengo que decir que ya no debe preocuparse más por este gobierno y que ahora el verdadero problema es lo que viene? Al kirchnerismo ya se le venció el contrato y aunque estos ñatos quisieran volver a alquilar la Rosada, no tendrían quien les salga de garante. Por lo menos, no tendrían uno solvente con el Veraz limpio. Y los que ahora están solventes, no son ningunos giles: ya están arreglando con los nuevos inquilinos. Es de manual. Dime cuanto choreamos juntos y te diré cuan rápido te voy a dar la espalda. Y si alguien tiene alguna duda, pregúntenle a Menem.
Sin embargo usted sigue enchinchado y aturdido. Yo se que se levanta a la mañana, lee o escucha lo que dijo Aníbal Fernández y explota. Avívese amigo. Para eso lo pusieron como jefe de Gabinete. Por eso habla a las 7 de la mañana. Podría hablar a las 3 de la tarde, usted se enteraría recién a la noche y a lo sumo le arruinaría la cena. Pero no. El tipo sale bien temprano para cagarle el desayuno y arruinarle el resto del día. De ese modo, usted se saca, putea por pavadas y se distrae de lo importante. Hágame caso. No se caliente ni siquiera por lo que dice la Presidenta. Préstele atención a lo que dice Massa. O a lo que calla Macri. O a lo que amaga Scioli. Porque su vida, la de su familia y el futuro de todos nosotros, depende de ellos. Los que están ahora, ya están forfai. Fuori de la Copa. Van a patalear un rato más. Lo van a tratar de emputecer todo lo que puedan, pero no más que eso. Ellos están preparando la mudanza, y a menos que se descubra que Kicillof es el Mesías, sólo les cabe ir separando la ropa de invierno de la ropa de verano.
Por eso amigo lector, le pido nuevamente, y se lo voy a pedir todo el año hasta que lo entienda de una buena vez: mire con lupa a los que vienen. Se llamen Scioli, Massa, Macri, Stolbizer, Randazzo o como más le guste. Abra los ojos y no se caliente más por pavadas. ¿Lo enfurece que Kicillof diga que no sabe cuantos pobres hay? ¿Y que encima después Fernández redoble diciendo que esa no es tarea del gobierno? Olvídese ¿No se da cuenta que lo dicen para provocarlo? No se enganche, no sea gil. Es más, muéstrese más comprensivo. Con los quilombos que tiene esta gente, a usted le parece que se van a poner a contar pobres?? Visualice y focalice. Uno, dos, tres, cuatro… imposible de contar!!! Son millones y millones de pobres. Y si encima al gobierno, que es a quien debería importarle, no le importa saberlo, para qué corno lo quiere saber usted??
Si usted no es pobre, respire. Y si usted es pobre o pobrísimo, créame que no está solo. Você tem mais de um milhào de amigos. Muito mais. Mais del 25% Por eso amigo lector, lo primero que usted debería pensar para tranquilizarse y entender que usted no es la derecha, es que el punto de partida del progresismo moderno es el Estado de Derecho y el Espíritu Democrático. Dos materias que el kirchnerismo no pudo cursar porque ese semestre estaba cursando Introducción al Autoritarismo (y les fue fenómeno). Cálmese querido progre. Mientras usted se angustia, ellos ya están embalando los famosos principios que juraron no abandonar en la puerta de la Casa Rosada, como bien dijo el Compañero Jefe. Justamente los mismos viejos principios que trajeron de Santa Cruz, a saber: apropiarse del Estado, manipular la justicia, controlar los medios, manejar la economía como si el país fuera un maxikiosco, creer que todavía sigue la guerra fría, repartirse la obra pública entre los amigos e inventar un cuentito con el que tratan de disfrazar el quilombo que nos lo dejan envueltito como para regalo.
Cambie su cabeza. Usted ahora tiene que mirarlo fijo a Macri y decirle: “papi, si el 10 de diciembre asumís, que día calculas que me vas a decir cuantos pobres tenemos?” O a Scioli, me lo peina suavemente con un cepillito y le pregunta: “gato ¿tenés alguna idea sobre que vas a hacer con el eje Caracas/Teherán en el que nos metió el genio de Timerman?”. ¿Y si se lo cruza a Massa? Acaríciele ese cutis aterciopelado y reluciente que tiene en esos afiches onda Ricky Martin, y pídale que le explique como piensa combatir las cocinas de drogas que el kirchnerismo dice que no existen.
En otras palabras, no cometa el mismo error que cometió con los K cuando se tragó el amague progre por no mirarles el prontuario.
Y si lo que más lo emputece es que la Justicia rechazó investigar la denuncia de Nisman, quédese tranquilo: el caso ya está prácticamente resuelto. En mi barrio cuando un tipo es acusado falsamente, lo primero que hace es pedir que lo investiguen y someterse a la justicia para demostrar su inocencia y limpiar su honor. Acá hicieron todo lo posible para evitar la investigación. No hay mucho más para agregar. El resto se explica en las escuchas. En otras palabras, o se pasan el honor por el upite o lo tienen más sucio que los baños de un estadio de fútbol.
Tranquilo amigo. Usted no es la derecha y sobre todo, ellos no son los progres. Esto se puede demostrar en cada una de sus medidas de gobierno. Pero de eso hablaremos otro día. Sin apuro. 
Ahora acuérdese de mi y vaya pispeando lo que viene. Se supone que son mejores, pero… si los palpamos de autoritarismos, verticalismos y esas cositas raras serán mejores aún. Ojo al piojo. No sea cosa que terminemos extrañando a esta simpática manga de impostores.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog