Chat Deliverado

sábado, 7 de marzo de 2015

El regreso de Pettinato: ¿otra señal de fin de ciclo? via clarin.com

El regreso de Pettinato: ¿otra señal de fin de ciclo?

El relato oficial, en tiempos de transición.El empresario K Diego Gvirtz volvió a llamarlo para conducir “Duro de domar”, que abandona así el tono oficialista.
 
"Gvirtz se está adaptando a los nuevos tiempos", dijo el periodista Gustavo Noriega, ex panelista de Duro de Domar, ante el regreso de Roberto Pettinato a la conducción de ese programa, desde el lunes pasado, en Canal 9.
Diego Gvirtz es el productor general de Duro de Domar y desvinculó de ahí a Noriega en 2010, cuando desembarcó en Canal 9 y se alineó sin fisuras con el kirchnerismo. En esa época Gvirtz también echó a otra panelista, Fernanda Iglesias, porque era crítica del Gobierno. Y puso como conductor al periodista militante Daniel Tognetti.
Pero algo está cambiando en éste empresario, que dejó ir durante este verano a Tognetti a Radio del Plata (de la empresa de obra pública K Electroingeniería) y lo reemplazó ahora por Pettinato, quien arrancó el lunes su primer programa con una imitación de los clásicos monólogos de Tato Bores, con comentarios críticos hacia figuras del Gobierno, como Boudou, Berni, La Cámpora y hasta Cristina Fernández de Kirchner.
Pettinato ya condujo Duro de Domar entre 2005 y 2008, cuando se emitía por Canal 13 y tenía una línea editorial crítica hacia la gestión oficial. Y también Pettinato condujo Indomables entre 2003 y 2004, en América TV, que cambió de nombre a Duro de Domar cuando se pasó a Canal 13, por un tema de derechos de propiedad sobre el nombre del programa.
Muchos se preguntan ahora si este repentino cambio en la línea editorial de Duro de Domar expresa algo más que la vuelta de Pettinato. Es que, además de Duro, Gvirtz maneja Televisión Registrada (TVR), Fútbol Permitido y el emblemático programa ultrakirchnerista 6-7-8, en la TV Pública.
Gvirtz está acostumbrado a cambiar. Fue crítico del kirchnerismo, hasta 2008, cuando trabajaba en Canal 13; pero llegó a un acuerdo con el Gobierno, lanzó 6-7-8 en 2009 y se convirtió en ultrakirchnerista de la noche a la mañana.
Pero el regreso de Pettinato provocó un cambio impensado pocos meses atrás, que genera un interrogante básico. ¿Por qué un programa de Gvirtz abandonó la línea editorial kirchnerista, que había impuesto bajo la conducción de Tognetti? El programa se volcó a temas de espectáculos, con pinceladas de humor político, que logró un notorio incremento del rating.
Con Pettinato, Duro de Domar dejó de ser ultrakirchnerista, para adaptarse a los nuevos tiempos. Todo indica que Gvirtz encamina el programa a una transición hacia el próximo gobierno. ¿Es una muestra de algo más?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog