Chat Deliverado

domingo, 12 de enero de 2014

Alianza: Scioli/Cristobal López...sin Cristina

FONDOS PARA LA CARRERA AL 2015  

Scioli consolida una alianza con Cristóbal para fortalecer su proyecto presidencial

El acuerdo ya se refleja en las pantallas de los medios del empresario, que en los últimos meses expandió su influencia en las salas de juego bonaerenses.

 Por Rosario Ayerdi desde PinamarCandidato. El gobernador se convirtió en el polo de atracción de los empresarios kirchneristas.

Daniel Scioli sólo exhibe sin inconveniente sus vínculos con algunos empresarios y mantiene el silencio sobre otros. Mientras camina por las calles de Pinamar, el gobernador bonaerense admite su relación con el propietario de medios Matías Garfunkel, pero calla y esboza una sonrisa cuando PERFIL lo consulta por el apoyo de Cristóbal López a sus aspiraciones presidenciales.
No le fue fácil a este empresario del juego –y ahora de medios– ingresar en el territorio bonaerense. Cristóbal consiguió quedarse con el primer bingo en la provincia de Buenos Aires, a fines de 2009, después de dos años de gestión de Scioli.
Este zar del juego que creció bajo el calor kirchnerista recién logró afianzar su vínculo con el mandatario cuando llegó el momento de apostar a otros dirigentes que les den continuidad a sus negocios más allá de la era K. Quienes hablan con Cristóbal aseguran que no esconde sus ganas de que el ex motonauta alcance la presidencia en 2015.
Este vínculo en la actualidad llegó a que empresarios del juego relaten las negociaciones por distintas salas de bingo, en las que el propio Scioli aparece como un interlocutor de López. En esto coinciden quienes en los últimos meses encabezaron las negociaciones para que el empresario se quede con el 50% del casino Trilenium en Tigre, cuyas últimas ganancias declaradas fueron de $ 30 millones.
Meses antes, tal como contó este diario, Scioli ya le había dado otro privilegio: que el bingo de Villa Gesell (que durante el año no consigue la meta de facturación que desea su dueño) sea trasladado a Ezeiza, distrito del ministro de Seguridad, Alejandro Granados. Esta operación, que ya está cerrada, se concretará una vez que finalice la temporada de verano, y le permitirá tener una facturación de entre $ 1.200 y $ 1.800 diarios que deja cada tragamonedas en las salas del Conurbano (cada bingo cuenta con entre 250 y 500 máquinas).
A pesar del apoyo sciolista, Cristóbal tiene dos objetivos que aún no pudo cumplir: instalar tragamonedas en el hipódromo de San Isidro y la compra de salas a la española Codere, que aún mantiene un precio que el empresario no está dispuesto a pagar. 

Obras públicas y medios. El juego no es lo único que une al gobernador bonaerense con el empresario. A mediados de 2013, una resolución del Ministerio de Infraestructura provincial autorizó al grupo CPC SA, de López, a participar del consorcio que administra las rutas 2 y 11. 
Sin embargo, lo que más entusiasmó a Scioli, y por ello avanzó con la alianza, es la incursión que hizo López con la compra de medios. El canal de noticias C5N, Radio 10 e Ideas del Sur son los pilares del empresario con los que el gobernador se siente seducido.
Las actividades del gobernador en Mar del Plata durante el verano consiguen la transmisión en vivo, e incluso, un continuado de entrevistas a varios funcionarios de su gabinete. A este canal, en los propios pasillos de la gobernación rebautizaron como CSN, cambiando el 5 por la S de Scioli. 

Puentes con el massismo. Quien no corre con la misma bendición de Scioli en los medios de Cristóbal López es el diputado del Frente Renovador Sergio Massa, a quien Cristóbal buscó frustradamente financiar la campaña de 2013. Sucede que el zar del juego no sólo se dedicó a generar nuevos lazos con Scioli, sino que también intentó apoyar a otros dirigentes con proyección nacional en 2015.
La relación de los jefes comunales que responden a Massa con López es dispar. El jefe comunal de Malvinas Argentinas, Jesús Cariglino, le clausuró en 2012 la sala del bingo de Los Polvorines (con la que Cristóbal consiguió ingresar en el negocio bonaerense en 2009), pero el jefe comunal de Pilar, Humberto Zúccaro, nombró al hijo del socio de Cristóbal en el juego, Federico Achával, como secretario de Gobierno.
Massa asegura mirar desde afuera y por ahora mantenerse al margen de estos movimientos. Tampoco se le escucharon cuestionamientos por el avance del zar del juego a lo largo del territorio bonaerense.

Una campaña apresurada
*Damián Nabot
La política argentina tiene una tendencia enfermiza hacia la aceleración de los tiempos. Las calcomanías naranjas con la leyenda Scioli-2015 y los carteles que lentamente comenzaron a aparecer en las rutas bonaerenses son el indicio de una campaña apresurada por la sucesión presidencial. En este contexto de ansiedad, Daniel Scioli cree que perdió terreno frente a Sergio Massa y que debe darse prisa.
El gobernador tiene la certeza de que su aparición en los medios es escasa en proporción con su inversión. Y su primer reflejo frente a la insatisfacción fue ensanchar el equipo de comunicación. Así le abrió la puerta a Guillermo Seita, un veterano corsario de la comunicación política que en los años 90 fue mano derecha del ministro de Economía Domingo Cavallo y sufrió en carne propia el enfrentamiento de su entonces jefe con el sombrío empresario Alfredo Yabrán. Ligado a la consultora Managment & Fit, y sin abandonar su terruño marplatense, Seita fue vinculado a Amado Boudou y a un infructuoso intento por mejorar la imagen del Indec. Ahora se sienta a negociar en nombre de Scioli y logró nombrar a un colaborador de su confianza –Mariano Raimondi– en el equipo de comunicación del gobernador. 
La presencia ya generó varios cortocircuitos. Scioli considera que son pormenores que vale la pena atravesar si el objetivo es el sillón presidencial.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Buscar este blog